Despliega el menú
Ocio y Cultura

CINE

Chomón a Nueva York, Lamata a Pekín

La red de bibliotecas del Instituto Cervantes, repartidas por el planeta, ofrece películas de trece directores aragoneses de todos los tiempos, desde Buñuel y Borau hasta la última incorporación de Francisco Javier Millán.

'La gallina de los huevos de oro', con efectos especiales de Chomón
Chomón a Nueva York, Lamata a Pekín
HA

Se imagina acudir a una biblioteca neoyorquina y poder disfrutar de algunos de esos trucajes cinematográficos de Segundo de Chomón que significaron para su época lo que hoy en día podrían ser los efectos digitales de 'Avatar'? Incluso puede uno darse un garbeo por Pekín o Rabat y luego merendarse con 'Una de zombis' de Miguel Ángel Lamata.

Esta excentricidad, bienvenida sea, la hace posible la red de bibliotecas del Instituto Cervantes, que cuenta con 61 centros distribuidos por los cinco continentes. En su catálogo, que se puede consultar por Internet, figuran obras de trece cineastas aragoneses. Desde los obligados Luis Buñuel, Carlos Saura y José Luis Borau, hasta pequeñas joyas desconocidas para el gran público de Santos Alcocer ('La novia de Juan Lucero' y 'Puente de coplas') y Alfredo Castellón ('Platero y yo').

Como es normal en estos pagos, sí son todos los que están, pero no están todos los que son. El mayor número de deuvedés y vídeos disponibles en muchos puntos del planeta corresponden a Luis Buñuel, que suma 632 registros, Carlos Saura con 559 y José María Forqué y José Luis Borau, que quedan prácticamente empatados con, respectivamente, 126 y 123 referencias en el catálogo.

Zombis y fenómenos extraños

Una de las últimas incorporaciones a los fondos de esta red de bibliotecas es el filme de terror 'En silencio' (2005) de Francisco Javier Millán, basado en un guión de Miguel Ángel Mañas, que se encuentra en los centros de Londres, Praga y Nueva York.

"Nosotros fuimos los primeros sorprendidos cuando Miguel Ángel averiguó que estábamos en esta red, nos llamó la atención, porque al fin y al cabo es una forma de promoción y de darte a conocer", reconoce Millán.

¿Cómo han llegado hasta aquí? "Hace medio año recibimos una solicitud por parte de una distribuidora de Barcelona, Friki Films, dedicada al género de terror de bajo presupuesto, que luego llegó a un acuerdo con Manga. Como la película estuvo así disponible en deuvedé, suponemos que a través de ellos ha terminado en el Instituto Cervantes", contesta Francisco Javier Millán.

Miguel Ángel Lamata es otro de los nombres que ponen el sabor aragonés más joven. Su primer largometraje 'Una de zombis' (2002), producido por Santiago Segura, se puede encontrar en las estanterías de una docena de ciudades: Sofía, Brasilia, El Salvador de Bahía, Fráncfort, Manila, Praga, Mánchester, Nueva York, Cracovia, Estocolmo, Pekín y Rabat. Su película gamberra y desenfadada 'Isi/Disi. Alto Voltaje' también está circulando por Londres y Nueva York.

Trucajes pioneros

En el mismo centro de Manhattan, la biblioteca Jorge Luis Borges del Instituto Cervantes alberga, entre sus 83.000 volúmenes, la película 'La gallina de los huevos de oro' (1905), dirigida por Albert Capellani y en la que destacan los efectos especiales creados por Segundo de Chomón. Muda y de 16 minutos, fue coloreada, fotograma a fotograma, por el turolense que a comienzos del siglo XX trabajaba en París. Se trata de la única creación de Chomón en esta red de bibliotecas.

En Nueva York se puede visionar también la única cinta disponible de Antonio Sau, 'Aurora de esperanza' (1937), y en la que (dato curioso) sale circunstancialmente el payaso Charlie Rivel, como el ciudadano José Andreu. Otros nombres que completan esta nómina aragonesa son los de Florián Rey, Raúl Artigot y Eugenio Monesma.

Etiquetas