Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

HALLOWEEN

Miedo y risas con materiales de casa

Tener un presupuesto ajustado no debe ser un obstáculo a la hora de conseguir un disfraz para esta noche, muchos objetos olvidados en el armario pueden servir para crear un atuendo divertido.

Un buen susto no tiene que ser caro. Al menos cuando está hecho en casa. Hoy es Halloween, la noche de las brujas y los disfraces, según la tradición anglosajona ya plenamente implantada en estos lares. Muchos ya han acudido a las tiendas para comprar sus atuendos, pero esa no es la única manera de aterrorizar, y divertir: una rápida búsqueda por casa puede servir para ahorrar unos cuantos euros.

Con un poco de creatividad, o una conexión a Internet, prendas viejas, cartón y algunos otros accesorios pueden convertirse en la nueva cara de muchos para esta noche. En la red hay miles de propuestas, buenas, malas y algunas muy baratas y efectivas para hacer el ridículo, atemorizar o provocar la risa de los amigos. Para todos los gustos.

Quien quiera asustar y no tenga presupuesto para comprarse el frac con capa de Drácula, solo tiene que hacer una incursión en el armario de su madre, hermana, amiga o novia y conseguir accesorios de maquillaje: de noche, un payaso malo es tan aterrador como cualquier vampiro. Solo hay que ver a Heath Ledger en 'Batman'. Ropa negra, roja o verde y una cara llena de polvo blanco, con una maléfica sonrisa y ojeras oscuras pueden solucionar la noche.

Si uno no quiere renunciar a cierta elegancia ni en esta ocasión, la solución está en las cajas. Sí. Con un poco de cartón y cinta de embalar se puede crear una armadura digna del mejor caballero. Se necesita paciencia, la verdad, -cuesta casi media hora hacerla-, pero el resultado es muy bueno, y lo mejor: es casi gratis. En Youtube hay un vídeo que muestra paso a paso el modo de fabricar el disfraz: http://tinyurl.com/ykg8cay.

Pero la red no es solo fuente de ideas, sino también tema para disfrazarse. Si los españoles pasan más de dos horas en las páginas de alguna red social, ¿por qué no disfrazarse de ella? El traje de 'perfil de Facebook' es bonito y barato. Aunque no asusta a nadie, sí divierte a todos ya que, como en la red, el traje es interactivo: cualquiera puede escribir un mensaje.

Las propuestas humorísticas son frecuentes: a fin de cuentas, todos se disfrazan para eso, para divertirse. Y un paraguas, por ejemplo, puede ser un gran aliado. Basta con colgarle unas cuantas guirnaldas, o en su defecto, plástico transparente para crear el perfecto disfraz de medusa (a mucha gente le dan miedo en la playa). Un traje blanco por debajo, y listo.

Si llueve y no se puede sustraer un paraguas, hay otra opción para sacar una sonrisa a brujas y zombies. Se necesita un traje negro, un gorro rojo y papel amarillo. Hay que recortar varios círculos, pegarlos en el traje y ya está uno vestido de mando a distancia. Si se tiene pareja, un ramo de uvas es buena compañía: a inflar y pegar globos.

Etiquetas