Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

FOLCLORE

Yolanda Larpa: "En la jota, la bravura no está reñida con el buen gusto"

La bilbilitana Yolanda Larpa, ganadora del Premio Extraordinario de jota en 2006, publica ahora 'Caminico de tu casa', un disco en el que introduce nuevos sonidos en el canto regional aragonés.

La jotera bilbilitana Yolanda Larpa, en Zaragoza.
Yolanda Larpa: "En la jota, la bravura no está reñida con el buen gusto"
OLIVER DUCH

Si quedaba alguna duda de que la jota aragonesa ha entrado en un momento dulce, en el que las jóvenes generaciones están apostando fuerte por la renovación, llega ahora Yolanda Larpa y publica un disco en el que da una nueva vuelta de tuerca al folclore aragonés.

 

En 'Caminico de tu casa' la joven cantadora bilbilitana, premio Extraordinario en 2006, presenta dos docenas de jotas que recorren, a lo largo y a lo ancho, lo mejor de su arte y su extensa trayectoria. Más de dos décadas de trabajo quedan sintetizadas en la grabación, que incluye numerosos estilos de su tierra, Calatayud.

 

"Empecé a cantar un poco por casualidad -recuerda- porque a mí lo que siempre me ha gustado es bailar. Pero, como en casa se cantaba mucha jota, poco a poco empecé a lanzarme. En mi familia creyeron que tenía voz y acabé entrando en la Escuela Municipal de Calatayud. Allí aprendí mucho con María Teresa Aguirre, que me enseñó multitud de estilos". Ascensión Bañón y los grupos Escuela de Jota de Calatayud y Virgen de la Peña contribuyeron también a fraguarla como cantante.

 

Y, por último, fundamental en su trayectoria artística ha sido la figura de Nacho del Río, con el que perfeccionó y depuró estilos, y de cuya mano entró en una tradición ya clásica, la de Jesús Gracia.

 

"Con Nacho del Río he aprendido mucho. El fue quien me animó a presentarme a los concursos, algo que no me atraía nada al principio, y él fue quien me llevó a estudiar con Jesús Gracia. Para mí, y lo digo con el máximo respeto por todo el mundo, la escuela de Jesús Gracia lo tiene todo: disciplina, saber estar, aprendizaje? Él sabía elegirnos las jotas que mejor cuadraban con nuestra voz, y nos enseñó a respetar el resto de las escuelas".

 

Yolanda Larpa ganó el Certamen Oficial en 1995, el Galán Bergua tres años más tarde, y, por fin, el codiciado Premio Extraordinario en 2006.

 

"Ganar el Extraordinario es lo máximo que puede conseguir un cantador -asegura-. Artísticamente no eres mejor o peor por tener un campeonato, pero, lógicamente, es una alegría inmensa. Para lograrlo tienes que hacerlo todo muy bien, sin fallos, y salir al escenario con ganas de ganar. Si lo consigues, vale casi tanto la técnica, el gusto y las facultades, como la mentalización y las ansias de ganar".

 

Logrado el Extraordinario, y aunque ya había aportado su voz a varias grabaciones, le quedaba el reto de plasmar su manera de entender la jota en un disco. Así surgió 'Caminico de tu casa', publicado por el Ayuntamiento de Calatayud, que ha contado con la dirección musical de Sergio Aso.

"Es un músico joven, con mucha imaginación y gran talento, que ha realizado un trabajo muy laborioso y de gran calidad", subraya. Además de guitarras, laúdes, bandurrias y castañuelas, en el disco aparecen sonidos menos habituales en la jota, como piano, violonchelo u oboe.

 

"El piano tiene una virtud, y es que, si te acompaña cuando cantas, la música te envuelve de una manera muy especial, muy romántica. Parece que te obliga a cantar con una delicadeza especial. La jota, al piano, tiene otro aire si se canta con gusto". Pero quizá pierda bravura, una de las características más notables de Yolanda Larpa como cantadora.

 

"La bravura no está reñida ni con el buen gusto ni con el estilismo. Lo que canto en el disco son jotas bravas, pero suenan diferente. Un cantador es sentimiento, facultades y dominio de los estilos".

 

Quizá a los más puristas el disco no les acabe de cuadrar, pero Yolanda es una de esas cantadoras que quiere aportar su granito de arena a la renovación.

 

"Yo soy partidaria de los instrumentos tradicionales, y soy defensora acérrima de la jota clásica. Los estilos son los que son y hay que cantarlos así. Yo los he respetado en el disco, pero he contado con otros instrumentos, además de los de siempre", comenta.

 

Y agrega que "en la jota hay una idea equivocada, la de que no se puede hacer nada nuevo. Sí se puede: la jota es un arte y, como en cualquier otro, se puede crear". Por eso, dice, lo que ha buscado con este disco es, "tratando a la jota con respeto, intentar llegar a la gente que no le gusta. Hay que huir de la jota-tostón, del baturrismo, y creo que en estos momentos hay un montón de cantadores que trabajamos intentando quitarle todas las etiquetas, las malas etiquetas, que tenía. Se puede evolucionar, pero siempre respetando lo que ha sido".

Etiquetas