Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

LA CRISIS LLEGA TAMBIÉN AL CINE

Los grandes estudios de Hollywood buscan una salida a la crisis haciendo rodar cabezas

Directivos de Paramount, MGM y Universal caen por los bajos ingresos en taquilla y la floja venta de DVD. Ni las estrellas los salvan.

Los protagonistas de 'High School Musical', un gran éxito de Disney.
Los grandes estudios de Hollywood buscan una salida a la crisis haciendo rodar cabezas
HERALDO

Mientras las películas de zombies conquistan las taquillas norteamericanas, Hollywood vive su propias escenas de terror, con espeluznantes luchas por el poder en una industria en crisis. La situación no se puede achacar solo a la recesión económica global. En el caso del cine arte también afectan los cambios en los hábitos de los espectadores y la irrupción de Internet.

 

Malos augurios para el sector, donde parece que un asesino en serie anda suelto. Las primeras víctimas fueron John Lesher y Brad Weston, responsables de los estudios Paramount hasta que fueron despedidos en junio. Les siguió en agosto Harry Sloan, director ejecutivo de Metro Goldwyn Mayer. Un mes más tarde fue el turno del hasta entonces reverenciado jefe de los estudios Disney, Dick Cook.

 

Y la 'matanza' sigue: la pasada semana, tras un verano marcado por grandes fracasos como 'Enemigos públicos', 'Bruno' o 'El mundo de los perdidos', la Universal puso en la calle a sus directores Marc Shmuger y David Linde.

 

En poco tiempo, los estudios cinematográficos más importantes han protagonizado una escabechina en sus respectivas cúpulas. "Ha habido más cambios en los últimos 18 meses que en los 18 años precedentes", asegura Mark Gill, presidente de Film Department, una empresa independiente de financiación cinematográfica. Warner, Sony y Fox han permanecido fieles a sus responsables, pero estos estudios registraron mejores resultados en los últimos años.

 

Pero el margen de error en taquilla es mucho menor por varios factores. Durante años, la bajada en la venta de entradas en los cines y los altos costes de producción de películas se compensó con la venta de DVD, que ahora ha caído significativamente. Según 'Los Angeles Times', el negocio de los DVD cubre la mitad de los ingresos de la industria cinematográfica, mientras que la otra parte proviene de las entradas de cine, los derechos de emisión de la televisión y el 'merchandising' asociado a las películas.

 

La recesión financiera global dificulta además la tarea de reunir capital para la producción de filmes y los propios estudios tienen que poner en juego su dinero. Y hoy, ni la presencia de estrellas del celuloide es garantía de éxito. "Algunas de las estrellas mejor pagadas, que ganan 20 millones de dólares por película -como Eddie Murphy, Adam Sandler o Russell Crowe-, han demostrado a lo largo del último año que sus nombres no garantizan la llegada de multitudes", asegura el crítico de 'Los Angeles Times', John Horn.

 

Disney ha elegido una dirección clara: la compra de Marvel -una mina de superhéroes populares- y la sustitución de Cook por Rich Ross, que convirtió el canal de televisión de Disney en un imán para adolescentes.

Etiquetas