Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CINE

El zaragozano Javier Calvo dirigirá a Leonor Watling en su primer largometraje, 'Norte'

La película, respaldada por la productora Ovideo, se rodará a finales del próximo verano en España e Irlanda

Leonor Watling, en 'Imperfection', documental sobre Marlango que realizó Javier Calvo en 2005.
El zaragozano Javier Calvo dirigirá a Leonor Watling en su primer largometraje, 'Norte'
HA

Dos hombres -un biólogo y un pescador- a bordo de un barco atunero que viaja hacia Irlanda, donde una mujer trata de acabar con la zozobra de su vida de una vez por todas. Esos son los personajes de 'Norte', el filme con el que el zaragozano Javier Calvo debutará en el largometraje de ficción. Suyo es el guión y suya será la responsabilidad de dirigirlo, a finales del próximo verano.

 

Hasta ahora, la gestación de 'Norte' ha sido una sucesión de momentos felices. Calvo recuerda sonriente que, hace ya cuatro años, recibió "la llamada que todo director sueña: un productor que te pregunta, ¿qué necesitas para hacer tu película?". Ese hombre era Quique Camín, productor de filmes como 'Smoking room' y la recién estrenada 'Flores negras'. Calvo confiesa que "entonces, ni siquiera tenía un guión; pero tenía una idea". Por eso, lo que pidió fue "tiempo". Y Camín se lo concedió.

 

¿Qué era lo que Calvo tenía en mente? Para empezar, una frase del gran escultor Eduardo Chillida: "El horizonte es inalcanzable, inexistente, pero necesario". Para Calvo y para sus personajes, un horizonte significa el motor que impulsa sus acciones.

 

El director aragonés explica que, por ejemplo, Martín, el pescador de atunes, "ha perdido a su padre en el mar, pero no ha llegado a ver su cuerpo muerto", así que vive con la sombra de esa ausencia y de otra pérdida: la de un amor de juventud. Y de amor, precisamente, es de lo que acaba hablando con Miguel, el biólogo marino que se embarca por primera vez en el Mater Bi para recoger muestras antes de regresar a Irlanda, donde espera encontrarse con una mujer: Mar.

A bordo del Mater Bi

Calvo cuenta que escribir la primera versión del guión apenas le llevó seis meses. "Era correcta, pero no estaba bien. Le faltaba algo", dice. Y, convencido de que uno solo escribe realmente bien de lo que conoce, se enroló en un verdadero barco atunero como el que había de ser escenario de la mitad de su película. "Es brutal -asegura-. Los pescadores del País Vasco y Galicia pescan como hace siglos, con caña. Es todo un ritual, algo casi atávico. Precioso".

 

En aquellos 17 días sin pisar tierra trabó amistad con la tripulación y grabó 20 horas de imágenes. "Al final se acostumbraron a mí, era como una especie de 'Gran hermano'. En la película hay diálogos sacados del barco", comenta Calvo.

 

El viaje por el océano, en pos de los bancos de atunes, muestra también "la pequeñez del hombre, da nuestra verdadera dimensión ante la naturaleza y el tiempo".

 

De las tomas en el atunero salió algo más: una fría paleta de colores -grises y azules- solo rota por el rojo intenso de la sangre del pescado. La cinta estará así dominada por esa gama en el barco, por los tonos de piedra y tierra en el entorno de Mar, y por verdes de helecho y musgo para el recuerdo del amor de juventud, detalla Calvo.

 

Aunque los escenarios elegidos para la cinta -que hará en formato digital- sean casi todos en el País Vasco, Navarra e Irlanda, el zaragozano desea que "no se identifiquen, porque para mí el norte e sun lugar más poético que geográfico".

Apuntes biográficos

Calvo ha puesto mucho de sí en su primer largo de ficción. Dejó su trabajo en el ICE de la Universidad de Zaragoza para dedicarse de lleno a preparar el guión, echándole entusiasmo, trabajo... y hasta algunos detalles relacionados con su propia biografía.

 

Por ejemplo, comparte con el biólogo de la historia la sensación de vivir por primera vez a bordo de un barco y ha bautizado al pescador protagonista con el nombre de Martín, "como mi hijo", aclara. Aún hay algo más: ese marinero ha perdido prematuramente a su padre, como le ocurrió a Calvo hace unos años.

 

También la realidad estará presente en la ficción porque el atunero vasco en el que Calvo estuvo aparecerá en la película.

Conexión Marlango

Gracias a su trabajo y a su amistad con los integrantes de Marlango, Javier Calvo ha conseguido que Leonor Watling acepte encantada encarnar en 'Norte' a Mar, la irlandesa embarazada que trata de solucionar sus problemas personales. "Se lo ofrecí y me mandó un mail que decía: 'Por supuesto que quiero estar en la película. Haré en mi sudoku-calendario un espacio para Mar-tierra", cuenta Calvo, que para Martín y Miguel baraja aún nombres de "actores de primera línea".

 

El pianista y compositor Alejandro Pelayo, también de Marlango, escribirá la música para el filme. "La ilusion de su vida era hacer una banda sonora", dice Calvo, feliz de tenerlo en el equipo.

Zaragoza y el AVE

"Yo no renuncio a vivir en Zaragoza", dice Javier Calvo, que lleva 6 años trabajando en Barcelona y para quien "el AVE es mi segunda casa". También querría tener en 'Norte' a aragoneses como el diseñador Óscar Sanmartín o los realizadores de Nanuk PA, Javier Estella y José Manuel Fandós, entre otros. "Me haría ilusión, porque sé que están capacitados y ya he trabajado con ellos antes.", dice Calvo.

 

Cree que es importante que el sector audiovisual se mueva en Aragón para que la gente no se marche. "Esto es una industria y hay que lograr que trabajen profesionales de aquí y que se apoye institucionalmente. Hay que dejar de ver las subvenciones como un fondo perdido, porque son más bien una inversión: el cine es una industria que genera dinero", concluye.

Etiquetas