Despliega el menú
Ocio y Cultura

EN DIRECTO

Amaral toca en familia en Zaragoza

"Quería salir al escenario como si fuera el salón de mi casa", dijo Eva al público que llenó el Principal.El grupo vuelve a actuar hoy y mañana, con todas las entradas agotadas

Eva Amaral y Juan Aguirre durante la interpretación de 'Un día más', uno de los primeros temas que anoche se oyeron en el Principal.
Amaral toca en familia en Zaragoza
ESTHER CASAS

Eva Amaral salió al escenario sola, vestida de negro, con zapatos rojos y su guitarra. Y cantó: "Nada puede salir mal esta noche". Era como si le hubiera leído el pensamiento al millar de personas que abarrotan el Teatro Principal de Zaragoza.

 

Entre ellas una risueña adolescente de 16 años, Laura Rubio, que casi no se creía el estar sentada en el patio de butacas. Tuvo una suerte inusual: recibir una invitación en el último momento. "Estaba en la puerta, ofreciendo hasta 100 euros por una entrada a la gente que pasaba. No he comido ni cenado, llevaba toda la tarde ahí y de repente me han dicho: ¿Estás sola? Pues toma. Me han regalado la entrada y me he echado a llorar".

 

Laura se quedó en su día sin poder comprar una localidad porque cuando salieron a la venta -explicaba- "estaba de viaje y sin Internet. Cuando volví una semana después, ya no quedaban". Su madre, Pilar (que le ponía música de Amaral en los viajes cuando era más pequeña), no acababa de creerse lo que le contaba cuando la telefoneó para decirle que llegaría tarde a casa.

 

Muy distinta era la historia de Pilar Moreno, de 31 años, que corrió al cajero a comprar las entradas en cuanto salieron a la venta y ayer estaba en primera fila con su amigo Sergio. Pilar aseguraba ser "fan de Amaral desde que sacó el primer disco. La vi en La Casa del Loco una vez y estábamos quince personas", recordaba. Y también aquellas actuaciones en las que "Eva se quitaba los zapatos y cantaba descalza". "Igual me da un yuyu hoy de verla tan cerca", bromeaba esta zaragozana, que colecciona las listas de canciones que usan los músicos del grupo en sus conciertos y hasta lleva un tatuaje con un caballito de mar como alusión a su canción favorita, 'Tardes'.

 

Si algo caracteriza al público de Amaral es su amplio abanico de edades. Desde niños de 9 años a personas que han pasado la edad de jubilación se mezclaban ayer en el vestíbulo del Principal.

 

Los había primerizos en un concierto del grupo, como Gema Idoipe, de 39 años, y su madre Gema Matute, de 65 (que también acudió al Principal a ver al Lebrijano). O como Carlos Rodríguez (11 años) y Francisco Mangado (10), que fueron con sus hermanas de 9 años y sus padres. Carlos se aficionó a Amaral "porque mi hermana María ponía los discos" y estaba deseando "ver en directo a gente tan famosa". Francisco presumía de tener "un autógrafo" del grupo y aseguraba ser fan "desde los tres años". Los dos se llevaron como recuerdo camisetas de la gira.

 

En el otro extremo, Silvia Crespo y Sergio Bartolomé, de 34 y 35 años, que junto a otros cuatro amigos han asistido ya a varios recitales del dúo aragonés. "Yo la he visto con Bunbury, y a Juan lo tengo visto de toda la vida, en Delicias. Se ponían a tocar en la calle Italia. Los escuchaba ya cuando salió 'Rosita' y solo los ponían en momentos puntuales en la radio", comentaba Sergio, que siente debilidad por la canción 'Sin ti no soy nada' y afirmaba que "hay que defender a la gente de la tierra".

 

Anoche, en el primero de los tres conciertos que Amaral va a dar en el Principal, estaba lleno hasta el palco de autoridades. Por allí se vio al alcalde Juan Alberto Belloch y su mujer, Maricruz Soriano; los consejeros Pilar Alcober y Jerónimo Blasco; y el director del área de Cultura del Ayuntamiento, Michel Zarzuela.

Etiquetas