Despliega el menú
Ocio y Cultura

ARTE

Los garabatos de Baylón, en el Museo de Teruel

Fue en Bayona, en el año 1999, cuando el fotógrafo madrileño Luis Baylón vio, por primera vez, pintado en una pared un garabato. Era un "cara pasota", con los ojos inyectados en sangre y la lengua fuera. Una imagen que, según el propio artista, le epató, por lo que decidió fotografiarla y archivarla. Hoy este garabato forma parte de la muestra 'Baylón. Autogarabatos', que puede verse, hasta el próximo 2 de noviembre, en el Museo de Teruel.

 

Cuarenta dípticos y ochenta imágenes originales que resumen el trabajo creativo de Luis Baylón, uno de los artistas seleccionados en la IX convocatoria de las Becas Endesa y un referente en el mundo de la fotografía madrileña, ciudad en la que vive.

 

Estos trabajos han sido recopilados por Baylón en el libro 'Autogarabato', que fue presentado hace unos días y que se incluye dentro de la colección 'Ideas del arte', una iniciativa cultural puesta en marcha por el Museo de Teruel. El nuevo título se une a los otros dos ya editados: 'Musgos (de rostros y pensamientos), de A. F. Molina; y 'Bruegel en la Torre de Babel', de Gonzalo de Tena.

Etiquetas