Ocio y Cultura

HERALDO DOMINGO

'La Maladetta', un ballet clásico con aires de jota aragonesa

Doble página de la partitura
'La Maladetta', un ballet clásico con aires de jota aragonesa
.

Cuando Jorge Mayoral, gerente de la Fundación Hospital de Benasque, escuchó hace unas semanas al piano 'La Maladetta' no pudo evitar un escalofrío de emoción: estaba escuchando los acordes de una jota aragonesa. "Se me puso la carne de gallina -recuerda ahora-. Ya es impresionante que exista un ballet clásico ambientado en los Pirineos. Pero cuando escuchas la partitura y compruebas que se oye la jota...".

La historia del descubrimiento arranca varios meses atrás, cuando Jacques Labarère, uno de los más prestigiosos pirineístas de Francia, alertó a la fundación de que en el catálogo de una librería de viejo se ofrecía la partitura de un ballet titulado 'La Maladetta'. Labarère ha sido el 'alma mater' de la impresionante biblioteca especializada que atesora la fundación, y allí, ante la información que ofrecía, no se lo pensaron dos veces.Ambientada en los Pirineos

Una vez comprada la partitura, se comprobó que, efectivamente, la obra está ambientada en los Pirineos. Se trata de un ballet en dos actos y cuatro escenas, cuyo libreto, escrito por Pierre Gailhard, está inspirado en una leyenda gascona. La obra, con música de Paul Vidal, se estrenó en París en 1893 con coreografía de J. Hansen.

Poco más se sabe, salvo que el ballet fue representado más de 200 veces en la Ópera de París, lo que da buena prueba de que tuvo gran éxito. Y lo confirma el hecho de que se programaba en las grandes ocasiones: en las fiestas franco-rusas de 1901, por ejemplo, París agasajó a sus invitados con una representación de 'La Maladetta' en el Campo de Marte.La jota, en los mejores escenarios

En la Ópera de París se muestra un cuadro de Edouard Debat-Ponsan en el que retrató a la bailarina Sandrini en el papel principal. Pero no fue ella quien lo estrenó, sino la española Rosa Mauri, que aparece en muchos cuadros de Degas y que fue recordada durante muchos años por su interpretación en esa obra. Su fama sobrevivió a la del propio ballet. Porque 'La Maladetta' ha sido durante décadas poco más que una referencia para eruditos. Parece que Thierry Malandain, director del Ballet de Biarritz, pensaba ponerla en escena en la temporada 2008-2009, pero no se ha vuelto a saber más del proyecto.

En cualquier caso, cuando la Fundación Hospital de Benasque tuvo la partitura en sus manos y comprobó que la obra estaba inspirada en el Pirineo, enseguida llegó a la conclusión de que había que escuchar esa música. Le encargó la tarea al profesor de canto Eliberto Sánchez. Y ahí llegó la gran sorpresa.

"Musicalmente, hay un tema que se repite mucho, el que acompaña al personaje del Hada de las Nieves, y que es, entre comillas, música impresionista. Pero al mismo tiempo es también pictórica, muy descriptiva. Se combina el más puro estilo de música de salón con aires vascos, bretones, bearneses, con la jota y las malagueñas", señala Eliberto Sánchez. Y añade: "Sorprende el contraste entre partes sinfónicas complejas y partes extremadamente simples: densidad y simplicidad".

El ejemplar de las partituras que adquirió la Fundación Hospital de Benasque contiene toda la música del ballet, pero en versión para piano. Falta por localizar, aunque se está trabajando en ello, la partitura general, orquestada. Aún así, Eliberto Sánchez no duda en afirmar que "la música tiene pasajes bellísimos".

Una historia de amor

Y, ¿cuál es la historia que se cuenta en el ballet? La notación musical está jalonada de descripciones que sirven para tener una idea del argumento. La historia gira en torno a Lilia y Cadual, una pareja de enamorados que viven en un pueblo junto a la Maladeta, adonde llega el marqués de Asthos para recaudar tributos y celebrar los esponsales. Llega más tarde una caravana de gitanos y una misteriosa mujer que acaba seduciendo a Cadual, que la sigue hasta la cima de la montaña. La mujer es en realidad el Hada de las Nieves y, antes de entregarse a Cadual, le pide que pase una prueba en la que, si fracasa, acabará petrificado. Y fracasa. La obra está tejida con muchos hilos argumentales, pero en realidad es la lucha de dos mujeres, una real y otra fantástica, por el amor de un hombre.

¿Y por qué aparece la jota? Tanto el autor de la música, Paul Vidal, como el del libreto, Pierre Gailhard, recorrieron el Pirineo y se sabe que veranearon con bastante frecuencia en San Sebastián, donde pudieron entrar en contacto con la jota. "En cualquier caso, Vidal se documentó muy bien sobre la música popular de todo el Pirineo-subraya Eliberto Sánchez-, porque incluyó temas de todo tipo en la obra, y lo hizo de forma armoniosa".

Ahora, Sánchez trabaja, por encargo de la fundación, en el estudio y grabación de la obra, que serán presentados el próximo verano en Benasque. Por el momento, poner en escena el ballet parece un sueño.

Etiquetas