Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CINE

Las realizadoras aragonesas, divididas ante la discriminación positiva en las ayudas al cine

En igualdad de condiciones, la nueva ley propuesta por el Ministerio de Cultura favorecerá la producción cinematográfica que esté dirigida o escrita por mujeres, en el 50% de los proyectos que se presenten

La guionista y directora Paula Ortiz
Las realizadoras aragonesas, divididas ante la discriminación positiva en las ayudas al cine
HA

¿Si se favorece el cine de calidad hecho en catalán o en gallego, por qué no se va a poder ayudar a las mujeres que hacen cine, si el producto tiene nivel? Esta es la cuestión que ayer se formulaba la realizadora aragonesa Pilar Palomero cuando se le preguntó por la polémica surgida hace unos días sobre la discriminación positiva en el cine.

 

Según la nueva Orden ministerial de desarrollo de la Ley del Cine "a igualdad de condiciones, calidad, presupuesto y todos los parámetros que fija la Orden, las películas donde sea una mujer la directora o la autora del guión, tendrán un plus en la concesión, hasta un máximo del 50% de los proyectos aprobados".

 

Esta medida ha sido recibida con cierto recelo, al menos entre las realizadoras aragonesas, que no entienden "que por ser mujer haya que tener más acceso o menos a las ayudas. Eso era un sonsonete que estaba muy bien hace cuarenta años pero que ahora no vale. Lo importante es premiar el trabajo bien hecho, independientemente de que lo haya ejecutado una mujer o un hombre", apunta Isabel Soria.

 

Otras realizadoras, como Mirella Abrisqueta, no tienen tan claro que no exista discriminación. en el mundo del cine. "Siempre ha sido un terreno muy masculino y la discriminación ha sido muy evidente, sobre todo cuando hablamos de puestos de mayor responsabilidad. Yo, como realizadora, no he tenido problemas, pero como empresaria siempre te ponen más pegas si eres mujer", afirma.

 

Que valoren su trabajo, porque el arte no es una cuestión de género. Ese es el objetivo que persiguen la mayoría de estas profesionales, que insisten en la necesidad de incrementar la cuota femenina en el cine, ya que se trata de un mercado donde la presencia de la mujer está todavía muy limitada. Entre las razones que argumentan para justificar la escasa participación femenina en puestos de responsabilidad se encuentra el tema de la conciliación laboral.

 

La mayoría de ellas coincide en que el verdadero problema surge cuando una mujer se plantea tener hijos. "Si te dedicas al mundo del cine, en muchas ocasiones, cuando las producciones son importantes, desapareces de la faz de la tierra durante mucho tiempo. Tal vez es la razón por la que ninguna mujer tiene un Óscar a la mejor dirección. Por eso tenemos que cambiar de mentalidad y convencer a la sociedad de que no hay que relegar a un segundo plano a las mujeres que quieren ser madres", señala Pilar Palomero, autora, entre otros trabajos, del premiado cortometraje 'Niño balcón'.

Polémica cinematográfica

Ayer, la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, afirmó que resulta "curioso" levantar una polémica por el 'plus' femenino y que "no pase absolutamente nada" con otras medidas de acción positiva como las encaminadas a fomentar el catalán o las orientadas a determinadas minorías.

 

La directora aragonesa Paula Ortiz también se mostró partidaria de esta política de igualdad y considera que la nueva ley es una "decisión lógica y coherente". Una propuesta "que intenta que las mujeres lleguen a ocupar puestos de responsabilidad en cualquier ámbito laboral, porque están preparadas para ello", apunta.

 

También hay quórum cuando aseguran que "más que una cuestión de género lo que hay que tener en cuenta es la calidad del producto", indica Isabel Soria.

Etiquetas