Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

LITERATURA

Isabel Allende: "Las mujeres deben acabar con la militarización del mundo"

Isabel Allende, durante la presentación, ayer, de su novela 'La isla bajo el mar'
Isabel Allende: "Las mujeres deben acabar con la militarización del mundo"
Bernardo Rodríguez/EFE

"Las mujeres pueden y deben acabar con la militarización del mundo; la paz debería ser su gran proyecto para el futuro", dijo Isabel Allende durante la presentación de 'La isla bajo el mar', una novela en la que la escritora chilena se mete en la piel de una esclava mulata del siglo XVIII. "Las mujeres, en años venideros, deberán conseguir que buena parte de los 650 billones de dólares que anualmente invierte Estados Unidos en armamento se dediquen a hacer escuelas, centros de salud, políticas de protección a los menores o espacios para el ocio", propuso Allende, quien dio a entender que los impulsos destructivos de la humanidad son patrimonio de los hombres. "Mientras el mundo esté gobernado por mentes masculinas, seguirá habiendo guerras, pues detrás de los conflictos bélicos hay mucho dinero y poder en juego". El patriarcado, según dijo, sustenta unos "hilos de muerte y destrucción" que una mujer nunca aprobaría. "Las primeras víctimas de estas intolerables situaciones son ellas".

'La isla bajo el mar' relata la vida de Zarité, una mulata que a los nueve años es vendida como esclava al francés Toulouse Valmorain, dueño de una de las más extensas plantaciones de azúcar de Santo Domingo. A lo largo del relato transcurren 40 años de la vida de esta mujer. En ellos, el lector se adentra en un gran fresco de la colonización de Santo Domingo durante el siglo XVIII.

"Ahora hay tanta esclavitud o más que en aquella época, lo que ocurre es que se nota menos", dijo una autora traducida a más de veinte lenguas y cuyos títulos cuentan con numerosas ediciones. "Hoy existen más de 27 millones de esclavos repartidos por todo el mundo; entre ellos podemos mencionar a los niños que raptan en África para ser soldados, los esclavos de la industria del carbón en el Amazonas brasileño o los millones de mujeres del sudeste asiático, cuyo trato vejatorio tampoco difiere tanto de algunos personajes de mi novela".

La escritora, según confesó, se metió tanto en la piel y el "alma" de la protagonista que sufrió físicamente. "Durante la redacción de la historia padecí fuertes dolores de estómago; no se me pasaron hasta que la concluí".

Elogió la personalidad de la presidenta chilena, Michelle Bachellete. "Va camino de su cuarto año de gobierno y es una pena que no pueda ser reelegida, puesto que lo prohíben las leyes de mi país", explicó. "La verdad es que empezó mal, pero ha ido a más y ahora tiene un respaldo de un 70% de la población. ¿Escribir un libro sobre ella? Es un personaje novelesco, con una vida muy interesante, pero no sé si sería capaz".

Elegante con Bolaño

Preguntada por el desaparecido Roberto Bolaño, uno de los grandes iconos literarios de Chile, Allende estuvo elegante y educada. "Él decía que mi literatura es basura; esa apreciación no le quita ningún mérito a la calidad de la suya".

Recalcó que la idea de libertad no debe de ser interpretada a título individual. "Los héroes y las heroínas más interesantes de la historia no son aquellos que logran su propia libertad, sino los que consiguen la libertad de un pueblo o, más modestamente, la de su entorno".

Etiquetas