Despliega el menú
Ocio y Cultura

TRAS EL REGISTRO DE LA CASA DEL MÉDICO

Una sobredosis de anestésico, posible causa de la muerte de Michael Jackson

Es una de las hipótesis que barajan los forenses. Al parecer, varios doctores le recetaban con frecuencia propofol, un potente medicamento que el cantante llamaba "mi leche".

El cantante Michael Jackson murió por una sobredosis del agente anestésico intravenoso propofol, según documentos de la corte de Los Angeles difundidos este martes.

Esta afirmación está contenida en una orden de registro de la casa del médico privado de Jackson, Conrad Murray, cuya vivienda en Houston, estado de Texas, fue revisada por funcionarios el 22 de julio, en busca de evidencia de homicidio no premeditado.

"El jefe de medicina forense de Los Angeles, Lakshmanan Sathyavagiswaran, indicó que revisó los resultados toxicológicos preliminares y su evaluación preliminar de la causa de la muerte de Jackson es que se debió a niveles letales de propofol (diprivan)", dice la nota difundida por la oficina del Distrito del Condado de Harris.

El documento de 32 páginas cita a Murray diciendo que trató al cantante durante seis meses con propofol por el insomnio, administrándole regularmente 50 miligramos de la droga por vía intravenosa. Sin embargo, también afirmó que para evitar una dependencia creciente de la droga, había bajado la dosis suministrada al cantante poco antes de su muerte, y le había dado en cambio otros medicamentos menos fuertes.

El potente anestésico suele inyectarse únicamente en personas hospitalizadas y demanda una constante supervisión del paciente.

La noche en que falleció Jackson, el médico había renunciado a darle propofol y le indicó valium y otros medicamentos. Pero el cantante había insistido en que necesitaba el narcótico y finalmente recibió una dosis de propofol de 25 miligramos.

Sin embargo, los registros de Murray no tienen ninguna prescripción de propofol, por lo que no está claro dónde obtuvo Jackson la droga, dice el documento.

Murray relató que salió unos diez minutos de la habitación en la que se encontraba Jackson y que cuando volvió el cantante no respiraba. Tanto los intentos de reanimación realizados por Murray como los realizadas en el hospital fracasaron.

Los documentos dados a conocer hoy presentan una imagen clara del fuerte consumo de medicamentos de Jackson.

Según el médico, el cantante hablaba de su "leche" cuando se refería al propofol, un líquido blanco.

Asimismo descubrió gran cantidad de pinchazos en las manos y pies de Jackson, pero éste se negó a darle detalles sobre su origen, indicó el médico.

Según su testimonio, no fue él el primer médico que le administró la droga. Dos médicos en Alemania, cuyo nombre no fue revelado, también le habrían inyectado propofol.

Un portavoz de la familia Jackson indicó hoy, según "USmagazine.com" que los familiares tienen "total confianza" en el proceso legal y esperan que se haga justicia. 

Murray quedó en la mira de los investigadores inmediatamente después de la muerte del cantante, el 25 de julio, a la edad de 50 años. El cardiólogo estaba presente en la vivienda del cantante en ese momento, pero no logró resucitarlo.

Murray trabajaba para Jackson desde mayo por 150.000 dólares mensuales y debía haberlo acompañado en sus planificadas presentaciones en Londres.

Recientemente el médico publicó un mensaje en el sitio web YouTube en el que aseguró que había hecho todo lo posible en relación a Michael Jackson; esa fue la primera vez que se manifestó desde la muerte de su famoso paciente.

Etiquetas