Despliega el menú
Ocio y Cultura

POLÉMICA

La Feria de Muestras vuelve a mostrar sus carencias como sede de grandes conciertos

El Ayuntamiento de Zaragoza cree que Valdespartera y la Romareda no son la solución al problema, y confía en el nuevo estadio de fútbol para celebrar estos actos

"Cuando se sufren colas y esperas como las que se vieron el pasado sábado en el concierto de Madonna, la gente no se queda con el sabor de la actuación musical: lo que permanece es la sensación de frustración. Es algo que atañe a un porcentaje pequeño, pero significativo, y hay que reconocer que hubo errores importantes, que hacen replantearse una vez más la idoneidad de la Feria de Muestras como sede para albergar este tipo de actos", aseguró ayer Michel Zarzuela, director general de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza.

 

Aunque el Consistorio no se encargó de la organización, que corrió a cargo de la promotora valenciana Music Community, Zarzuela respondió ayer a los cientos de críticas que ha provocado la puesta en marcha de este concierto en la Feria. Un escenario que, siempre que se han celebrado espectáculos con un solo referente artístico y más de 15.000 espectadores(el festival Monsters of Rock es la excepción, con una escalonamiento natural debido a la variada programación) se convierte en "una ratonera, tanto para entrar como para salir", aseguraba ayer María Blasco, una de las cientos de personas que se quedaron atrapadas durante más de dos horas en el parquin de la Feria, una vez terminado el concierto.

 

Music Community envió ayer un sorprendente comunicado en el que aseguraba que "según fuentes de la organización y efectivos que organizaban la salida de vehículos, la actitud de la gente era muy positiva, hicieron pequeños campamentos en el aparcamiento esperando que pasase el embotellamiento de vehículos. Sin tensiones". La realidad fue otra: colas para acceder con los coches, falta absoluta de señalización en el parquin, atascos de varias horas para salir del recinto y todo ello con el agravante -en este caso, ajeno a la organización- de que el sábado la gente suele acudir en masa al centro comercial Plaza Imperial.

 

El tema de los atascos no es nuevo, y ya se sufrió con los Rolling Stones en 2003, o en menor medida con R.E.M. en 2005. Sin embargo, en conciertos con afluencia más baja, como los de Shakira en 2006 o Bunbury y Bob Dylan en 2008, la situación no fue tan caótica. Por este motivo, y para evitar que estos incidentes volvieran a repetirse, el Ayuntamiento planteó a Music Community la posibilidad de que el recital se celebrara en la Romareda. Una opción que la empresa estadounidense Live Nation, que maneja la gira mundial de Madonna, desestimó por razones técnicas: el escenario no cabía.

Valdespartera

La otra alternativa era el recinto de Valdespartera, pero se descartó porque "un espectáculo como este necesita muchos días previos de preparación. En una zona sin infraestructuras hay que montar casi una ciudad, con sus camerinos de producción, almacenaje, restaurantes. No se puede tener paralizada toda la zona una semana antes del concierto", señaló Zarzuela.

 

Además, desde el Consistorio insisten en que en Valdespartera también hubiera habido problemas para desalojar a los más de 10.000 vehículos privados que se desplazaron hasta la Feria. En autobús, los problemas hubieran sido similares porque "habría que haber reforzado muchas líneas, ya que en cada vehículo caben como máximo 90 personas", matizó.

 

Zarzuela considera que "la Feria es ahora la única posibilidad, porque es un lujo en materia de producción, aunque se convierta en un problema a la hora de desalojar". La solución, según el Consistorio, será el campo de fútbol de San José, con capacidad para 43.170 espectadores y que podría ampliarse hasta 50.000 con gradas supletorias. "Si repetimos en la Feria habrá que hacer un control muy riguroso de los accesos, facilitando el transporte público y castigando el privado", concluyó Zarzuela.

Etiquetas