Despliega el menú
Ocio y Cultura

Encuentra en Nueva York unas figuras mayas del año 300. a.C.

Nick DiMola, presidente de una compañía de recogida de basuras de la ciudad estadounidense, ha encontrado en la basura del artista Clinton Hill, figuras utilizadas para entierros en las localidades mexicanas de Veracruz y Mezcala. Su intención, después de este encuentro, es venderlas.

El presidente de una compañía de recogida de basura de Nueva York, Nick DiMola, ha encontrado entre los residuos de un artista fallecido, unas figuras mexicanas de origen maya que podrían datar del año 300 a.C, ha informado el propio DiMola.

La compañía que preside DiMola se lleva encargado, desde hace cinco años, de la limpieza del apartamento del artista abstracto estadounidense Clinton Hill. Después de su muerte, guardó en su garaje algunos de los contenedores recogidos en el sótano del apartamento del pintor, situado en el barrio neoyorquino de SoHo.

"Hace una semana estaba limpiando mi garaje y me encontré con aquél contenedor del que me había olvidado", ha explicado el presidente de la compañía DiMola Bros., quien ha añadido que no se imaginaba que fuera a encontrar unos objetos "tan antiguos y valiosos".

El marchante neoyorquino Howard Nowes ha revisado las piezas y ha determinado que el valor total de las mismas podría ser superior a varias decenas de miles de dólares, porque podrían datarse del año 300 a.C. y ser reliquias mayas utilizadas para entierros en las localidades mexicanas de Veracruz y Mezcala.

Una de las figuras es una deidad de piedra probablemente utilizada para sacrificios, ha detallado el marchante. "Estos son los objetos más antiguos con los que me he encontrado nunca", ha afirmado DiMola, quien ha añadido que no estaba sorprendido por el descubrimiento ya que ha señalado que en la basura siempre encuentra "objetos valiosos, todo lo que uno se pueda imaginar, desde joyas hasta antigüedades de hace un par de siglos".

DiMola también ha señalado que su intención es vender estas figuras a quien más le ofrezca. "No soy como otros recogedores de basurera, a mí me gusta coleccionar objetos como radios antiguas, monedas o piezas que daten de las guerras mundiales, pero no colecciono objetos de cerámica", ha explicado.

Etiquetas