Despliega el menú
Ocio y Cultura

FUNERAL DEL REY DEL POP

Último adiós a Michael

Los Jackson Brothers acompañan al féretro de su hermano
Último adiós a Michael
EFE/Kevork Djansezian Pool

La ceremonia de despedida oficial de Michael Jackson comenzó con un discurso del cantante Smokey Robinson y su lectura de un mensaje de Diana Ross, quien finalmente decidió no asistir al evento en el estadio Staples Center de Los Angeles, al igual que otra gran amiga del artista, Elizabeth Taylor.

Muchos medios habían especulado anteriormente con que la "diva del soul" homenajearía allí a su amigo. Sin embargo, Robinson leyó un mensaje suyo en que la cantante afirma que lamentaba no estar presente, pero que había estado demasiado cerca de Michael Jackson para despedirlo de forma tan pública.

"Decidí mantener silencio. Me siento bien así. Michael fue mi amor personal, una parte muy preciada de mi mundo (...) en una forma en que no encuentro la forma de ponerlo en palabras. Michael me pidió que esté presente para sus niños y yo lo estaré si me necesitan", afirmó la cantante en su mensaje.

Por su parte, Elizabeth Taylor afirmó: "Lo amo demasiado para compartir mi pena con millones de personas". Anteriormente había escrito en la red social Twitter: "Me pidieron que hablara en el Staples Center, pero no puedo ser parte de este circo público". "Lo amo demasiado", agregó.

Por su parte, su ex esposa, Debbie Rowe, madre de los dos hijos mayores del artista, indicó que su asistencia "sería una distracción innecesaria en un evento que debería centrarse exclusivamente en el legado de Michael".

Entre otros mensajes, Robinson leyó uno del ex presidente sudafricano Nelson Mandela. "Fue un buen amigo nuestro (...) Michael era un gigante y una leyenda del negocio de la música", afirmó Mandela en el mensaje enviado. "Mi esposa y yo lo lloramos junto a millones de personas en el mundo".

Luego de la lectura de los discursos se hicieron varios minutos de silencio. El religioso Lucious Smith, amigo de la familia Jackson, afirmó: "Recordamos a este hombre y todo el amor que le dio al mundo en este medio siglo", dijo, y agregó: "Mientras lo recordemos, estará entre nosotros".

Amigos y homenajes cantados

La primera estrella en actuar fue Mariah Carey, que cantó junto a Trey Lorenz uno de los temas de Jackson, "I'll Be There". Luego, Queen Latifah le decidó unas palabras al músico. "Michael fue la estrella más grande en la tierra", aseguró. Anteriormente, señaló que "cuando bailaba nunca nos sentíamos lejos, sino que estábamos ahí, muy cerca".

El segundo artista en actuar sobre el escenario fue el músico Lionel Richie, con quien Jackson compuso el tema para recaudar fondos para Africa, "We Are The World", en 1985. Richie cantó "Jesus Is Love". Luego, el fundador del sello de música negra Motown, Berry Gordy, dedicó unas palabras a Jackson. "Me impresionaba cuando hacía su característico 'moonwalk': era magia".

Gordy hizo reír a los asistentes con anécdotas de la vida del artista y otros grandes del pop, incluso a los hombres que trasladaron el féretro, vestidos con anteojos de sol y guantes con brillantes como los que usaba "Jacko". El empresario también recordó los malos tiempos del artista. "El título de 'rey del pop' no es suficiente. Fue simplemente el artista más grande de todos los tiempos", agregó.

Tras el discurso de Gordy, se mostró un video con varias escenas de la vida de Jackson y algunos de sus videoclips. Luego subió el escenario Stevie Wonder, que sentado al piano, tocó "Never Dreamed You'd Leave In Summer". Entre otras cosas, afirmó: "Necesitábamos a Michael aquí, pero se ve que Dios lo necesitaba con mayor urgencia".

Las estrellas del baloncesto Kobe Bryant y Earvin "Magic" Johnson recordaron lo importante que fue Michael Jackson para la representación de los afroamericanos en la sociedad. "Michael dio tanto a muchos de nosotros", dijo Bryant. "Magic" Johnson agregó que se había convertido en mejor basquetbolista gracias al músico.

Luego la ex "American Idol" Jennifer Hudson entonó uno de los temas más famosos del artista, la canción gospel "Will You Be There", tema de la película "Free Willy". Al final de la canción se pasaron partes de la canción con la voz de Jackson.

Mucho antes, los asientos del estadio Staples Center en Los Angeles se habían llenado. La familia de Jackson y los invitados de su círculo íntimo se encontraban ubicados en los primeros asientos.

El féretro dorado, cubierto de rosas rojas, se encuentra sobre el escenario.

Miles de personas se mantenían fuera del Staples Center, mientras que en grandes pantallas se mostraban escenas de la vida del "rey del pop".

En tanto, el jefe del Departamento de Policía de Los Angeles, William J. Bratton, señaló que había menos gente de la estimada. "La cantidad de gente es mucho menor que algunas estimaciones y cuando el evento comience comenzaremos a reducir nuestra presencia, lo que es bueno desde el punto de vista financiero", afirmó antes del inicio de la ceremonia. "Los aglomeramientos son relativamente mínimos hasta ahora. Creo que la cosa estará calma".

Despedida privada

Por su parte, la familia de Michael Jackson y los amigos más cercanos al "rey del pop" llegaron  alrededor de las 8.15 hora local de Los Ángeles (15.15 GMT) al cementerio Forest Lawn de las colinas de Hollywood donde se encuentra el cadáver del cantante para celebrar un funeral privado.

La familia se desplazó en una comitiva de alrededor de una docena de automóviles escoltados por varios coches de policía y un nutrido grupo de agentes motorizados desde su domicilio en Encino, Los Ángeles, hasta el camposanto.

Por motivos de seguridad las autoridades cerraron al tráfico las carreteras por las que pasó la caravana de coches.

Se estima que alrededor de un centenar de personas participaron en el sepelio íntimo que antecedió al homenaje público.

Etiquetas