Despliega el menú
Ocio y Cultura

PINTURA

Antonio López se ve "desilusionado" por la marcha de su proyecto para el Pilar

"No sé si se va a hacer; ni está el dinero ni es seguro que los responsables lo deseen".

El proyecto de Antonio López para realizar una intervención artística en el Pilar de Zaragoza parece vivir horas bajas, muy bajas. Minutos antes de dar una charla en la Universidad de Verano de Teruel, con motivo de la apertura de la XXV edición de la convocatoria, aseguró: "Quizá hubo un error en afirmar, en dar por hecho algo que no estaba absolutamente maduro. Yo ahí no he tenido culpa de nada. Ha surgido de manera involuntaria. Ha habido ese malentendido. Yo no sé si se va a hacer (la intervención artística), porque ni está el dinero ni es seguro que los responsables del Pilar lo deseen, yo ya tampoco sé si lo deseo. Estaba ilusionado, sí, pero después te desilusionas, claro. Sí, tenía la idea, pero yo tengo ideas para muchas cosas; si no haces una, haces otra. No hay que empeñarse en hacer algo si eso no se puede hacer. Esto es un tipo de colaboración que no depende solo de tu voluntad. Los demás deben desearlo lo suficiente como para poner dinero y decirte '¡venga, empieza!'. Tiene que ser así".

 

Las declaraciones del pintor manchego de ayer demuestran que el proyecto, que pilota la Fundación Arte y Gastronomía, parece haber entrado en una vía muerta. Como se recordará, el pintor, a través de la citada Fundación, se ofreció a realizar una intervención artística en la basílica del Pilar, que consistiría en pintar una cúpula y colocar un grupo escultórico en el suelo, íntimamente relacionado con la cúpula. Para la cubierta del Pilar pensó en un rostro femenino que simbolizara a la Virgen, y, en el suelo, una familia que mirara la obra.

 

El coste total del proyecto se sitúa en los dos millones de euros, y ese es el principal escollo con el que se ha encontrado hasta ahora el proyecto. En tiempos de crisis económica, parece que no ha surgido ninguna entidad financiera o empresa privada que se comprometa a financiar la intervención, en cuyo coste se incluye también la edición de un libro y el rodaje de una película sobre el trabajo realizado.

 

El pintor Antonio López, acompañado de responsables de la Fundación Arte y Gastronomía, ha viajado en dos ocasiones a Zaragoza para explicar su proyecto al arzobispo, Manuel Ureña, y al Cabildo. En ambos casos se encontró con la disposición favorable de los responsables de la basílica.

 

La Fundación Arte y Gastronomía, que ha buscado patrocinadores en el terreno de la empresa privada y las cajas de ahorros, tenía pensado lanzar una suscripción pública para recaudar los dos millones citados. Pero, por las declaraciones de ayer, parece que el interés de Antonio López parece irse desvaneciendo por las dificultades con que se encuentra.

Etiquetas