Ocio y Cultura

MÚSICA

El último testamento de Michael Jackson excluye a su padre de la herencia

El cantante divide sus posesiones entre su madre, sus tres hijos y varias organizaciones benéficas, según su abogado

Jackson, en un ensayo en Los Ángeles, dos días antes de morir.
El último testamento de Michael Jackson excluye a su padre de la herencia
kevin mazur/afp photo

Los Ángeles. Michael Jackson redactó un testamento en 2002, el último conocido de momento, en el que divide su herencia entre su madre, sus tres hijos y algunas organizaciones benéficas, y excluye a su padre Joseph, según informó ayer el diario 'The Wall Street Journal'.

 

El documento, añadió el diario, "podría desempeñar un papel central en la determinación de cómo se adjudicarán las complicadas relaciones financieras" del artista, fallecido el pasado jueves aparentemente de un paro cardíaco. El lunes, los padres de Jackson, Katherine y Joseph, presentaron una petición en los juzgados para hacerse cargo de los asuntos legales del 'Rey del Pop', no solo de gestionar su patrimonio, sino también de la tutela de sus tres hijos. En una rueda de prensa posterior, Joseph Jackson, 80 años, dijo que la familia cree que el cantante murió sin hacer testamento.

 

Pero en los últimos días, algunos medios han informado de que uno de los abogados de Jackson tenía uno en custodia. Según dicho diario, el abogado del artista lo va a presentar ante el Tribunal Superior de Los Ángeles (California), quizá mañana mismo, por considerar que es el último redactado.

 

Lo más curioso de este testamento es que deja sin herencia al padre de Michael Jackson, con quien siempre tuvo una relación complicada, y a quien acusó de haberle maltratado de pequeño.

 

El abogado L. Londell McMillan, quien en un tiempo representó a Michael Jackson, se ha hecho cargo ahora de los intereses de la familia, que de nuevo aparece unida en un intento de hacerse cargo del legado del artista.

 

El abogado acompañó a los padres del artista al juzgado, para tratar de lograr la custodia de los hijos. El juez lo concedió de manera temporal, hasta la vista del próximo 6 de julio. El supuesto testamento redactado en 2002 designa como ejecutores al abogado John Branca y a un "veterano ejecutivo de la industria musical llamado John McCain, que era amigo de Jackson".

 

"La adjudicación del patrimonio de Jackson probablemente será un asunto espinoso, dado el tamaño y la complejidad tanto de los activos como de las deudas involucradas", señaló el diario.

 

Michael Jackson acumuló durante su vida un gran patrimonio, pero se vio enmarañado en los últimos años por las complicaciones de su deuda creciente, los préstamos y las refinanciaciones de los bancos.

 

Aún así se cree que su patrimonio supera en unos 200 millones de dólares al total de la deuda, que es de unos 500 millones de dólares, según el diario. La posesión de mayor valor sentimental para Jackson, su rancho Neverland, tiene un futuro incierto, después de que el año pasado incumpliera pagos por 24,5 millones de dólares. Desde entonces, la propiedad está en manos de la sociedad Sycamore Valley Ranch, en la que participaba Jackson, si bien se desconoce qué ocurrirá con la mansión una vez sea ejecutada.

De odiado a padre ejemplar

Maltrató a sus hijos e incluso fue acusado de abusar sexualmente de uno de ellos, pero ahora, una vez muerto Michael, Joseph Jackson defiende a capa y espada la imagen de la familia, que está a punto de controlar todo el legado del artista.

 

"Michael era la mayor estrella del mundo", dijo emocionado a la CNN el patriarca de los Jackson, de 80 años, justo antes de una entrega de premios de la cadena BET que se transformó en un espacio de admiración hacia el cantante. "Ojalá el mundo le hubiese rendido homenaje cuando vivía", añadió no sin cierta dosis de reproche.

Jackson defendía así a su hijo, pero también aprovechó la ocasión ante las cámaras para hablar de su nueva discográfica, Chi-Coast Entertainment, algo que hirió sensibilidades en la comunidad de admiradores del cantante.

 

El propio Michael, que admitió que su padre le pegaba, describió la situación en una entrevista con Oprah Winfrey en 1993: "Mi padre se burlaba de mí y lo odiaba, me hacía llorar cada día. Era muy estricto, muy duro, muy severo... Había veces en que venía a verme y yo me ponía enfermo, comenzaba a regurgitar". Joe Jackson, ex boxeador y antiguo guitarrista, negó en 2003 las supuestas palizas pero admitió que "le azotaba con un cinturón", para afirmar justo después: "Pero nunca le golpeé. Golpeas a alguien con un palo". Michael Jackson siempre sostuvo que no tuvo una infancia feliz y decidió experimentar esa felicidad con su rancho.

Etiquetas