Ocio y Cultura

ARTE

La vivienda de Caesaraugusta y Goya, nuevos ejes de la colección del Museo de Zaragoza

El centro reabrirá este domingo sus puertas, en plena celebración del Día Internacional de los Museos

Los retratos goyescos del rey Fernando VII y el duque de San Carlos, en el Museo de Zaragoza.
La vivienda de Caesaraugusta y Goya, nuevos ejes de la colección del Museo de Zaragoza
víctor lax

Tras una etapa marcada por las grandes exposiciones temporales dedicadas a la figura de Goya, el Museo de Zaragoza volverá a partir de mañana a exhibir parte de su colección permanente. El centro presentará dos conjuntos distintos: en la planta baja, 'Caesaragusta. La casa de los hispanorromanos', una exposición centrada en cómo eran las viviendas de los zaragozanos en la época del Imperio Romano; y en el primer piso, una muestra dedicada a Francisco de Goya, en la que no solo se pueden ver obras del artista de Fuendetodos, sino también de sus maestros y de artistas posteriores que se han basado en sus trabajos.

Baco y otros mosaicos

En 'Caesaraugusta. La casa de los hispanorromanos', lo primero que el visitante encuentra son una serie de mosaicos, una maqueta con pulsadores que van iluminando las distintas estancias propias de una villa romana y un plano de Caesaraugusta donde con ese mismo procedimiento se puede consultar dónde se situaban en la época romana los distintos servicios de la ciudad (teatro, cementerios, termas, cloacas, etc.).

 

Entre los 26 mosaicos expuestos se encuentra 'El triunfo de Baco', cedido por el Museo Arqueológico Nacional (que está cerrado por obras). Estas bellas composiciones hechas de pequeñas teselas de colores, que muestran motivos geométricos, figuras de dioses y animales, cubrían suelos de villas situadas en lo que ahora son las calles Alonso V, Damián Forment o Fuenclara.

 

También se pueden ver esculturas -algunas traídas de Bílbilis (Calatayud) o Turiaso (Tarazona)-, pinturas al fresco, objetos de uso doméstico (como candiles y vasijas de cerámica, o un arca de madera decorada) e incluso una habitación que reproduce el aspecto de un 'triclinium' (sala donde los romanos comían reclinados).

 

Esta exposición es perfectamente recomendable para completar la Ruta Caesaraugusta (que incluye los museos municipales del Foro romano, las Termas, el Puerto Fluvial y y el Teatro), que este fin de semana tienen entrada gratuita y cuentan con actividades especiales con motivo del Día de los Museos. Distinguidos con el premio Herity, estos museos proponen al visitante un concurso fotográfico y contarán con el espectáculo '¡Están locos estos turistas romanos!', en el que doce actores dan vida a personajes de la época romana (un gladiador, un edil y su esposa...).

 

Y, para seguir 'a la romana', se puede probar la gastronomía. Se sirven platos y tapas especiales sábado y domingo en La Olla, La Flor de la Sierra, Las Palomas, el Bar Bulevar, Meli-Melo, La Nicolasa, El Cierzo y El Lince I y II, Casa Oyarzun, El Foro, El Serrablo, Novodabo y Parrilla Albarracín. Entre las recetas hay tostadas de pan ácimo con 'garum' (preparado de pescado), foie y miel especiada; bocado de sardina rancia; tostada de jamón con picadillo de higos y piñones, o calderada de legumbre y pollo.

La estrella

Pero volvamos al Museo de Zaragoza. Nada más subir la escalera, el recorrido dedicado a Goya comienza con ocho obras de pintores de los que el maestro de Fuendetodos aprendió, como Corrado Giaquinto, Luzán o Bayeu. Tras el 'Aníbal vencedor', ya de Goya, llegan más obras suyas: de tema religioso (para los condes de Sobradiel), los grandes retratos (de los reyes Fernando VII y Carlos IV, o el infante Luis María de Borbón y Ballabriga, entre otros) y dos obras en estudio: 'Retrato de hombre joven con sombrero' y 'Retrato de Ramón Pignatelli'.

 

Además, se exhibe obra gráfica diversa de Goya: copias de cuadros de Velázquez, grabados no seriados (con paisajes, presos, monstruos y otras escenas) y otros de sus famosas colecciones, como 'Los desastres de la guerra' que cierran el recorrido.

Etiquetas