Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

SALAS DE CONCIERTOS

Manifiesto por una Ley de la Música que regularice las licencias de las salas

Representantes de diversos colectivos del sector en España piden un convenio profesional. También solicitan ayudas directas y cuotas en las radios.

La sala Oasis de Zaragoza
Manifiesto por una Ley de la Música que regularice las licencias de las salas
HERALDO

Músicos, promotores, representantes, técnicos, salas de conciertos y otros sectores relacionados con la música en vivo en España solicitaron ayer una Ley de la Música que regularice el sector, algo que, en la actual situación de crisis, consideran una necesidad "improrrogable".

En un acto celebrado en Madrid, las organizaciones del sector hicieron público el 'Manifiesto por una Ley de la Música', junto a una propuesta de legislación en la que, entre otras cosas, piden una colegiación de los profesionales, una homologación de las licencias para los locales, un Estatuto del Músico y la creación de cuotas de programación, para difundirla en los medios informativos.

La Asociación Estatal de Salas de Música en Directo (ACCES), la Asociación de Promotores Musicales, la Asociació Profesional de Representants, Promotors i Managers de Catalunya, la Asociación de Representantes Técnicos del Espectáculo (ARTE), la Red de Organizaciones de Autores e Intérpretes de Música y la Unión Independiente de Promotores de Música firman el manifiesto, al que ya se han adherido otras entidades y artistas, desde Miguel Ríos a Carmen París.

En el manifiesto se asegura que "existe un trato de no igualdad e indiferencia hacia la música en relación a otros sectores culturales, como el teatro o el cine" y que "todos los que trabajamos en este sector, sobre todo del directo, sentimos una indefensión que va desde un trato discriminatorio a los artistas y músicos en general, hasta una indefinición asombrosa para los profesionales y las salas de la música en directo".

Por ello se reclama una ley que "reconozca que todas las músicas son cultura", que "dignifique la música popular atendiendo a los criterios de calidad, diversidad cultural e independencia. También piden la creación de un Estatuto del Músico, de un Código de Buenas Prácticas dentro del sector y de un convenio para unos profesionales, desde los representantes a los técnicos o promotores, que no encuentran un lugar específico en las categorías laborales de la Seguridad Social.

Más allá de la piratería

"Parece que el único problema de la música es la piratería, cuando nosotros vemos muchos más", señaló Carmen Peire, de ARTE, para asegurar también que la música en directo, a pesar de que en la actual crisis del mercado musical "todos pensábamos que era lo que mejor funcionaba", también se está viendo perjudicada por la situación económica. Armando Rúa, de ACCES, explicó que entre las demandas del sector está la creación de una línea de ayudas para la rehabilitación y la creación de espacios para la música en directo, que, de alguna forma equipare el trato con la que recibe la red de teatros alternativos. "Ellos aglutinan 36 salas y reciben ayudas de más de tres millones de euros, nosotros aglutinamos a doscientos asociados y recibimos una ayuda de 20.000 euros al año", apuntó. También dijo que la homologación de las licencias para estas salas evitaría la actual situación, por la que cada local se acoge a diferentes requisitos en función del ayuntamiento y que ha dado lugar en los últimos meses al cierre de salas emblemáticas en Madrid, Zaragoza y Granada.

Etiquetas