Despliega el menú
Ocio y Cultura

ENTREVISTA

Víctor Ullate: "Tenía pensado retirarme, pero esta oferta es muy atractiva"

El artista zaragozano desborda ilusión por dirigir la nueva compañía nacional

Víctor Ullate, durante una visita a Zaragoza el año pasado
Víctor Ullate: "Tenía pensado retirarme, pero esta oferta es muy atractiva"
J. C. LEÓN

¿Cómo se encuentra? Porque últimamente todo son emociones: la celebración de los 20 años de su compañía en el Teatro Real, su designación como director de la nueva compañía nacional de danza clásica...

Estoy muy bien, perfectamente, gracias a Dios. Contento y feliz de tantas cosas que me están ocurriendo. Llevo una racha muy buena.

¿Cómo fue volver a subir al escenario del Real en 'You Maestro'?

Muy bonito, muy emotivo y emocionante. De nuevo en escena y junto a mi hijo. Le hizo una gran ilusión salir conmigo, hubo una gran complicidad.

¿Vendrá el montaje a Zaragoza?

He hecho todo lo posible por ir al nuevo auditorio de la Expo, que es el único sitio donde cabría la escenografía, porque está hecha para el Real y en el Principal, por ejemplo, sería imposible meterla. He hecho la gestión pero me tienen que contratar, no puedo arriesgar, me tendrían que patrocinar.

De la nueva Compañía Nacional de Danza, ¿qué se puede contar?

No mucho. El proyecto lo tienen que ver los políticos y hasta que no den el visto bueno el ministro y la presidenta de la Comunidad de Madrid, no puedo decir nada.

Pero en la web de su ballet actual hay una convocatoria de audiciones para el día 7 de marzo, pidiendo bailarines con experiencia y buen nivel de clásico, ¿es para la compañia nacional?

Sí. El embrión de la nacional es mi ballet, pero todo el mundo va a tener que pasar una audición con un jurado nacional e internacional, es lógico.

Por lo que usted ha dicho en alguna entrevista, la nueva compañía no solo hará clásico...

Hoy día ninguna compañía del mundo lleva solo clásico. Hasta los rusos se están abriendo muchísimo a lo contemporaneo y neoclásico. Pero hay que hacerlo con el mismo virtuosismo.

¿Solo dirigirá o hará coreografías?

Hay que pensar que no será una compañía de autor. Cuando una compañía es de autor, puedes hacer lo que quieras porque es tuya, pero esta será de todos y tendrá que haber un abanico amplio con gente de aquí y de fuera. Aunque eso no quiere decir que yo no vaya a hacer ninguna coreografía.

Nacho Duato, que tiene que dejar la dirección de la actual Compañía Nacional de Danza por el nuevo código de buenas prácticas en la elección de altos cargos, se queja con despecho de que "a algunos se les sigue nombrando a dedo". Alude a usted. ¿Le molesta?

No me importa en absoluto. Yo no soy ni mejor ni peor que Duato. Si está despechado, es su problema. Yo no me creo el absoluto ni el único. Los divismos no son buenos. Para mí, es un halago que el ballet nacional tenga una coreografía mía y que también permita admirar a otros coreógrafos.

Ahora hay en España varias compañías nuevas: la de Corella, la de Ruth Miró y Víctor Jiménez... ¿Es bueno que haya competencia?

Es muy bueno, la competitividad sana es fantástica. Aún tendría que haber más, porque es la única forma de crear afición. Ahora, todo el mundo va a tener la oportunidad de hacer carrera en la danza sin marcharse al extranjero. Pero ahora tendremos una compañía propia como la Ópera de París o el Royal Ballet de Londres, y otras más pequeñas que harán público. Ya era hora. Yo estoy muy contento, hay que unirse y apoyarse, no destruir nada. Yo llevo 30 años luchando y haciendo cantera. Gente como Corella o Tamara Rojo han salido de la cantera de Ullate. Y aún saldrán más.

¿Abandonará sus otros proyectos: el Ballet Mestizo, la Fundación...?

No, tengo muy buenos colaboradores, un equipo maravilloso. Quiero que siga el Ballet Mestizo, que tiene 30 niños llenos de ilusión, y también la Fundación con Primeros Pasos. Yo lo supervisaré, pero voy a dedicarme en cuerpo y alma a la compañía nacional.

Ha sufrido dos infartos, ¿no teme que su salud se resienta con esa nueva responsabilidad?

No, miedo no he tenido nunca, todo lo contrario. Voy a poner todo mi esfuerzo y capacidad. Podía haberme retirado, como tenía pensado, pero lo que me han ofrecido es muy atractivo. Y un deber que tengo hacia mi país y hacia la danza.

Etiquetas