Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CINE

La Filmoteca de Zaragoza reabre con ‘Tiro en la cabeza’, ‘Soy un cyborg’ y ‘13m2’

Fotograma de 'Soy un cyborg', del coreano Park Chan Wook.
La Filmoteca de Zaragoza reabre con ‘Tiro en la cabeza’, ‘Soy un cyborg’ y ‘13m2’
HA

La Filmoteca de Zaragoza reabre el próximo miércoles sus puertas tras el parón navideño y lo hace con interesantes novedades. Además de estrenar la película ‘Tiro en la cabeza’, con la que Jaime Rosales suscitó opiniones encontradas y logró el premio FIPRESCI de la crítica en el Festival de San Sebastián, iniciará dos ciclos: uno dedicado a óperas primas de realizadores franceses actuales y otro con filmes asiáticos que no han sido estrenados en las salas comerciales aragonesas.

‘Tiro en la cabeza’ es un ejercicio cinematográfico peculiar nacido a partir de la noticia del asesinato de dos guardias civiles a manos de terroristas de ETA en un imprevisto encuentro. El suceso, ocurrido en Francia a finales de 2007, llevó a Jaime Rosales (ganador de tres premios Goya con su anterior trabajo, ‘La soledad’) a poner inmediatamente manos a la obra para rodar una película cuyo objetivo era mostrar el sinsentido de que personas con una vida normal se conviertan en asesinos con supuestas justificaciones ideológicas.

 

Lo que él vio como "una película muy clara, muy rotunda" no ha llegado, sin embargo, de la misma manera al público. Quizá parte del problema resida en su apuesta por rodarla como si fuera "un documental de animales": con actores no profesionales, tomados desde lejos con teleobjetivos que aplanan las imágenes y, además, sin que se lleguen a captar los diálogos que mantienen los protagonistas. El resultado pone a prueba la paciencia del espectador.

A ello contribuye el hecho de que el mensaje del filme quede a merced de la interpretación subjetiva del público, aunque Rosales tenga claro su punto de vista respecto al terrorismo: "Las consecuencias de todo esto no se ven en la película, pero no son difíciles de adivinar: familias destrozadas en ambos bandos y una sociedad enfrentada ideológicamente que no consigue vivir en paz. Todo esto no es bueno para nadie. ¿Por qué continuar entonces con este sin sentido?". ‘Tiro en la cabeza’ se había estrenado simultáneamente el pasado mes de octubre en cines convencionales (no en Aragón) y en Internet.

 

Claustrofobia y delirios

La dos películas que inaugurarán los ciclos de cine francés (el miércoles) y asiático (el viernes) tienen algo en común: su ambientación en lugares enfermizos. El drama ‘13 m2’ (2007), que dirige y protagoniza Barthélémy Grossmann, se centra en el conflicto entre tres personas que, tras robar un furgón blindado, se esconden y tienen que convivir en un minúsculo recinto. La forzada proximidad y el miedo a ser descubiertos al salir al exterior vician peligrosamente las relaciones.

En un manicomio es donde el director Park Chan Wook (‘Old boy’) ha ambientado su comedia romántica ‘Soy un cyborg’ (2006), que protagonizan Im Soo-Jung (‘Dos hermanas’) y el también cantante Jung Ji-hoon. Ella es una que cree ser un robot y solo se alimenta de pilas, y él, un tipo convencido de que puede robar el alma a la gente y que se oculta tras una máscara. Menos centrado en la violencia pero fiel a su peculiar estilo visual, Park Chan Wook ofrece esta vez una historia un tanto surrealista con toques de humor que se estrenó en la Berlinale y recibió un premio en el Festival de Sitges.

También se proyectan esta semana -como es habitual, en versión original subtitulada en español- las francesas ‘7 ans’ (7 años), de Jean-Pascal Hattu (historia de un triángulo amoroso entre un preso, su esposa y un carcelero), y ‘Dans les cordes’ (Contra las cuerdas), en la que Magaly Richard-Serrano retrata la rivalidad entre dos jóvenes boxeadoras, primas y entrenadas por el padre de una de ellas, cuando llegan a la final del campeonato nacional.

A los ciclos asiático y francés se sumará en febrero (del 4 al 14) uno dedicado al controvertido director alemán Hans-Jürgen Syberberg.

Etiquetas