Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

GOOGLE EARTH

Goya, como nunca se había visto

Cuadros de Goya, Velázquez, Rembrandt o El Bosco se pueden contemplar con un elevadísimo nivel de precisión gracias a Google Earth. Más de 8.200 fotografías digitales han sido necesarias para reproducir las pinturas.

Goya, como nunca se había visto
Goya, como nunca se había visto
EFE

El dicho de "una imagen vale más que mil palabras" se cumple en el proyecto lanzado por Google y el Museo del Prado, que permite contemplar catorce obras maestras pertenecientes a la colección de la pinacoteca madrileña en mega alta resolución a través de Internet.

Esta iniciativa, denominada "Obras maestras del Prado en Google Earth" convierte al Prado en el primer museo internacional en el que es posible acercarse a catorce pinturas reproducidas a tamaño natural.

La costura en el lienzo de 'Las Meninas' de Velázquez, los detalles escondidos en 'El Jardín de las delicias', del Bosco, las lágrimas casi imperceptibles de San Juan en 'El Descendimiento', de Roger van der Weyden, o la abeja que se posa en una flor de 'Las tres Gracias', de Rubens, se hacen visibles en las imágenes que forman el proyecto, que también da la posibilidad de contemplar en toda su dimensión 'El emperador Carlos V, a caballo, en Mühlberg', de Tiziano.

Completan la lista de las catorce obras maestras 'La Crucifixión', de Juan de Flandes; 'El caballero de la mano en el pecho', del Greco; 'El sueño de Jacob', de Ribera; 'El 3 de mayo', de Goya; 'La Anunciación', de Fra Angelico; 'El Cardenal', de Rafael; 'La Inmaculada Concepción', de Tiepolo; 'Autorretrato', de Durero, y 'Artemisa', de Rembrandt.

Joyas imprescindibles

La selección de estas obras responde a la propuesta que hace el propio Prado en su página web. Son piezas "que se consideran imprescindibles desde un criterio didáctico, ya que en ellas están representadas las escuelas presentes en la colección del museo", afirmó durante la presentación el director del Museo del Prado, Miguel Zugaza, para quien también podrían haber sido seleccionadas cualquiera de las otras mil obras expuestas.

Aunque estas imágenes no pueden sustituir la experiencia de contemplar la obra de arte en directo, "el nivel de calidad de excelencia del trabajo acerca la obra a nivel universal y permite llegar a un detalle inalcanzable con la obra en directo", comentó el director, para quien no hay mejor manera de rendir tributo a los maestros del arte que universalizando sus obras.

Como con lupa

La universalización es uno de los objetivos del proyecto, pero también, "más allá del deleite de las imágenes", Zugaza quiso destacar la importancia del mismo para la investigación y la docencia, aspectos a los que incorpora un nuevo valor.

La precisión extraordinaria lograda en la reproducción de las obras "permite observar hasta los detalles de restauraciones llevadas a cabo, así como experimentar un placer extraordinario al poder contemplar cada uno de los fragmentos de una obra de una complejidad tan extraordinaria como 'El Jardín de las delicias", señaló Zugaza, quien bromeó con el hecho de que Goya y Velázquez "estarían atemorizados" ante el descubrimiento de estas precisiones "y se sentirían fascinados como nosotros".

A través de la imagen digital "se ve la disección científica, aunque en ella no vamos a contemplar el alma que se halla en la contemplación directa de la obra", dijo el director, y aseguró que el futuro de los museos tendrá que ver con las nuevas tecnología y las nuevas formas de comunicación".

Este proyecto, único en el mundo, según recordó Javier Rodríguez Zapatero, director de Google España, "es un avance más en la democratización del acceso a la información y la cultura, en este caso acercando el arte a todo el mundo, sin importar en qué lugar se encuentre". Sin coste alguno para el Prado, la iniciativa, que podría verse ampliada según de su acogida, permite contemplar imágenes con una precisión 1.400 veces superior a la de una cámara digital de 10 megapíxeles.

Coordinados por Clara Rivera, los trabajos se iniciaron en el mes de mayo y duraron alrededor de tres meses durante los que se fotografiaron las obras con equipos especiales. Una vez conseguidas las imágenes, -más de 8.200 fotografías- se utilizó la tecnología de Google Earth para conseguir el efecto de acercamiento.

De esta manera, los cuadros son una capa más del programa cartográfico, como pueden ser las imágenes de cualquier calle o casa. Para acceder a las imágenes basta con activar la capa 3D dentro de Google Earth, pinchar sobre el edificio del Prado y luego hacer 'clic' sobre el cuadro que se quiera apreciar. Zugaza consideró esta herramienta "un tributo a los grandes maestros", ya que revela la sutileza de sus creaciones.

 

DESGARGA GOOGLE EARTH

Etiquetas