Despliega el menú
Ocio y Cultura

LOS BEATLES

Paul McCartney aclara el misterio en torno a 'Eleanor Rigby'

El ex Beatle asegura que la protagonista de una de sus canciones más famosas fue un personaje 'totalmente ficticio'.

El ex Beatle Paul McCartney aseguró el miércoles que la protagonista de una de sus canciones más famosas, 'Eleanor Rigby', fue un personaje "totalmente ficticio" que no está inspirado en una criada que trabajó en un hospital de Liverpool, como afirma una mujer.

"Eleanor Rigby es un personaje totalmente ficticio que yo creé", afirmó McCartney en un comunicado divulgado por su agente, tras conocerse la existencia de un documento en el que Rigby figura como criada que trabajó en el hospital de Liverpool, la ciudad natal del ex Beatle.

Fechado en 1911, el documento, que se subastará próximamente en la galería Idea Generation de Londres - que lo estima en un precio de salida de600.000 euros- es propiedad de Annie Mawson, quien dice que el músico se lo envió en 1990.

Mawson, que dirige una organización caritativa para ayudar por medio de la música a niños con dificultades de aprendizaje, asegura que recibió ese documento tras haber escrito al músico para contarle cómo había ayudado a un niño autista a interpretar al piano su canción 'Yellow Submarine'.

"Escribí a Paul McCartney en 1990 para decirle que trabajaba en una escuela especial, en Cumbria. Uno de los alumnos era autista y estaba obsesionado con los Beatles. Le conté que me había ganado su confianza y logrado que interpretara al piano 'Yellow Submarine', contó Mawson.

Según ella, nueve meses más tarde de escribir esa carta recibió un sobre marrón con un logotipo que indicaba que venía de la oficina de McCartney. En el sobre venía el "hermoso" documento con el registro de Eleanor Rigby.

El tema 'Eleanor Rigby', que figura en el álbum Revolver, de 1966, habla de una mujer muy sola, que "murió en la iglesia y fue enterrada, junto con su nombre, sola". Nadie vino a su sepelio, dice la hermosa canción.

El documento será subastado el 27 de noviembre en Londres para recaudar fondos para el centro de terapia infantil fundado por Mawson. "Si alguien quiere gastar dinero comprando un documento para probar que un personaje ficticio existió, pues que lo haga", afirmó McCartney.

Etiquetas