Despliega el menú
Ocio y Cultura

DE EMIGRANTES A PAÍS DE ACOGIDA

Una exposición recorre el cambio de España de un país de emigrantes a un lugar de acogida

El Centro de Historia de Zaragoza expone cerca de quinientos objetos, entre fotografías, permisos de trabajo, pasaportes o cartas a la familia que muestran el cambio que ha sufrido nuestro país a través de los años.

Cerca de quinientos objetos, entre fotografías, permisos de trabajo, pasaportes, pasajes o cartas a la familia, ilustran la transformación que ha experimentado España como país de emigrantes a país de acogida, un recorrido a través de los años que se inaugura en el Centro de Historia de Zaragoza. 'De la España que emigra a la España que acoge' es el título de la exposición, organizada por la Fundación Largo Caballero y que, con un objetivo eminentemente didáctico y sensibilizador, muestra los paralelismos que existen entre los emigrantes españoles que se vieron obligados a salir del país en busca de un futuro mejor con los cerca de 4,1 millones de inmigrantes que acoge en la actualidad.

Así lo han indicado en la presentación de la exhibición Julián Lóriz, secretario general de UGT-Aragón, que colabora con la muestra, y la directora de la Fundación Largo Caballero, Almudena Asenjo, quien ha resaltado que la "desmemoria" impide muchas veces a los españoles ver en la mujer latinoamericana que trabaja en nuestras casas o al inmigrante que nos sirve el café a la "chacha española" del París de los años 60 o al camarero español de los bares de Zúrich.

La exposición persigue además superar "tópicos", ya que los españoles también emigraban en busca de trabajo de forma irregular, concretamente el 50 por ciento de los que salieron del país, y también lo hacían "en patera", como demuestra un recorte de prensa sobre la detención en Venezuela de 75 personas que llegaron en velero procedentes de la Islas Canarias.

La emigración a América

El recorrido se divide en ocho secciones, que comienzan con la emigración a América (1882-1935) de unos 3,5 millones de españoles en busca de nuevas oportunidades dentro de un movimiento "en masa" sin precedentes que hizo cruzar el Atlántico a 40 millones de europeos.

La Guerra Civil

Continúa con la emigración política tras la Guerra Civil, que obligó a medio millón de españoles a buscar refugio en el extranjero, y con las migraciones internas, que trasladó del campo a la ciudad entre los años 50 y 60 que convirtió a cerca de cinco millones de campesinos en obreros.

El desarrollo y la emigración a Europa

La emigración a la Europa del desarrollo, entre 1956 y 1974, las Américas de nuevo tras la crisis de 1973, la emigración temporal, especialmente en campañas agrícolas, construcción u hostelería, y el retorno, razón de ser del propio proyecto migratorio, son las otras secciones previas a la dedicada a España como país de acogida, un proceso que comenzó en los años 90 del siglo pasado gracias, entre otros factores, a una actitud muy generosa de los españoles.

La exposición, producto de dos años de investigación que se complementa con un catálogo, cinco audiovisuales y una página web, simboliza además la "realidad" que los aragoneses también han vivido, al pasar de una tierra de emigrantes durante todo el siglo XX a ser receptora de inmigrantes, unos 130.000 desde la década de los 90, ha apuntado Lóriz.

La muestra, que inició su andadura hace más de dos años en Madrid y ha pasado por Salamanca, Badajoz, La Coruña, Gijón, Sevilla, Granada, Málaga, Almería, Huelva, Cádiz, Valencia y Palma de Mallorca, permanecerá en la capital aragonesa hasta el 8 de diciembre antes de finalizar su itinerancia en Huesca.

Etiquetas