Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Coronas echa el cierre al JaJá Festival más lleno de humor y de público

El televisivo Berto fue elegido Cómico del Año, y aunque no pudo acudir a Zaragoza, agradeció el galardón por un mensaje grabado. El premio al mejor corto, dotado con 12.000 euros, fue a parar a "Quid pro quo", de Francisco Araújo y Manuel Burque.

La cuarta edición del Jajá Festival se despidió anoche de la afición con risas en directo, mugidos de vaca -la mascota del certamen no podía pasar desapercibida, aunque fuera 'enlatada'- y llantos de recién nacido, también grabados, que acompañaron una gala de clausura y entrega de premios fuera de lo común: marca de la casa, claro.

La velada convirtió la sala Luis Galve del Auditorio en un paritorio de trofeos manejado por el doctor Javier "House" Coronas, que aplicó al invento su gracejo personal, con algunos guiños prestados por el célebre médico que encarna Hugh Lawrie. La chaqueta, la camisa por fuera, el bastón, las zapatillas deportivas y la mordacidad corrosiva del mediático doctor sirvieron de hilo conductor de la velada, que se "coronó" -literalmente- con el premio al cómico del año para Berto, el popular sobrino de Buenafuente, protagonista en la sala Oasis de una aplaudida actuación en la primera noche del festival, el pasado 19 de septiembre.

Anoche, Berto no estuvo en la sala Luis Galve del Auditorio para recoger su premio: cosas de la incompatibilidad de horario laboral. La magia del falso directo y un mensaje grabado hizo que la entrega fuese efectiva y lucida. Berto agradeció el premio con su singularísimo estilo. "Es el primero que recibo por cómico. Gracias al público zaragozano, la tierra de grandes artistas como Auserón, Violadores del Verso, Carmen París, el inventor de la jota... en Zaragoza se ríen muy bien, una risa muy compacta, os lo digo yo".

El de Berto fue el último premio entregado anoche, aunque fuera en diferido. Antes hubo turno para los discursos, empezando por Miguel Ángel Camarero, de la Fundación Candil, quien expresó su satisfacción por llegar a la cuarta edición de un festival "interesado en hacer cosas distintas a las que se ven por ahí. Y se ha arrasado, así que habrá que seguir, no hay quinto malo".

"Al grano"

La consejera de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Pilar Alcober, protagonizó uno de los momentos más graciosos de la noche al ver saboteado su discurso en varias ocasiones por carcajadas desde el público, hecho que manejó con muy buen humor, lo mismo que ocurrió con la interrupción del propio Coronas, que le pidió que fuera "al grano".

El ex baloncestista Fernando Arcega, en nombre del patrocinador CAI, recordó la intervención de sus colegas Juanma Iturriaga y Fernando Romay en esta edición y bromeó al decir que que "Juanma ha convencido a Fernando para repetir con guión el año que viene, pero ya les he dicho que no se crezcan, que aburrieron". Luego salió el equipo organizador, encabezado por Iguacel Elhombre, quien recordó que un festival así es "un juego de Lego donde todas las piezas son importantes".

"Quid pro quo"

El gran premio del festival, dotado con 12.000 euros, fue a parar al corto "Quid pro quo" de Francisco Araujo y Manuel Burque, una obra que también se llevó el premio al mejor actor, para Luis Callejo. Mikel Rueda y su "Present Perfect" se llevó el premio Otros Formatos de Paramount Comedy, dotado con 3.000 euros, mientras que el mejor corto de animación, entregado por HERALDO, fue para el francés Yann por "Bernis Doll".

El gran triunfador de la noche fue el andaluz Luis Melgar. Con "En la otra camilla", corto protagonizado por María Botto, se llevó dos estatuillas: el premio Miguel Ángel Lamata a la mejor dirección novel (3.000 euros), que entregó el propio Lamata, y el premio especial del público (1.500 euros). Teresa Hurtado fue la mejor actriz por "Horóscopo" y hubo mención al corto "Kuri", de Manuel Sirgo.

Etiquetas