Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

PINTURA

Los bodegones del Prado, en Zaragoza

Con el título "El bodegón español en el Prado", la exposición refleja perfectamente la evolución de este género a lo largo de dos siglos y medio, empezando por Van der Hamen y acabando con Eugenio Lucas Velázquez, desde principios del siglo XVII hasta 1849. Permanecerá en la Sala CAI Luzán hasta el 30 de noviembre.

Sesenta obras de los principales pintores españoles de bodegones, como Van der Hamen, Zurbarán, Arellano, Meléndez y Goya, todas ellas del Museo del Prado, muestran desde este miércoles en Zaragoza el virtuosismo de unas piezas que, en ocasiones, parecen casi esculturas.

Con el título "El bodegón español en el Prado", la exposición es "muy española" porque refleja perfectamente la evolución de este género a lo largo de dos siglos y medio, empezando por Van der Hamen y acabando con Eugenio Lucas Velázquez, desde principios del siglo XVII hasta 1849, ha explicado hoy en rueda de prensa su comisario, Juan Luna, jefe de Pintura del siglo XVIII del museo.

La muestra, que permanecerá en la Sala CAI Luzán hasta el 30 de noviembre, inicia la segunda fase del programa Prado Itinerante, una de las apuestas más importantes de la pinacoteca para compartir y acercar su "extraordinario patrimonio" al resto de los ciudadanos españoles, ha señalado el presidente del Real Patronato del Museo del Prado, Plácido Arango.

La iniciativa comenzó en marzo de 2006, con las exposiciones "El retrato español en el Prado. Del Greco a Goya" y "El retrato español en el Prado. de Goya a Sorolla", celebradas cada una de ellas en seis lugares diferentes de la geografía española y que han recibido 582.020 visitantes, ha agregado.

Ahora, "El bodegón español" -organizada por la CAI y el Museo del Prado- inicia una segunda fase del programa en Zaragoza, desde donde viajará a Canarias, La Coruña, Salamanca y a un lugar todavía sin concretar de Andalucía, ha informado por su parte el director del Museo del Prado, Miguel Zugaga.

En esta exposición, que reúne obras de 27 artistas, algunas de ellas se muestran por primera vez y otras no habían salido nunca del museo madrileño, están representados el barroco, barroco decorativo, rococo, neoclasicismo y romanticismo, un buen compendio de estilos y de movimientos artísticos, ha explicado el comisario.

Y, además de ser "muy española", es según Luna "muy del Prado" porque muestra obras de muy diversas procedencias, algunas compradas por Felipe IV y Carlos IV, entre otros monarcas, otras por el propio Patronato y veinte piezas de las cuarenta que componen la reciente aportación al museo, de la colección Naseiro.

La exposición muestra la naturaleza muerta española "en toda su riqueza y en todo su esplendor" porque en ella se pueden ver piezas que reflejan cocinas, mesas decorativas, conjuntos de guirnaldas con escenas mitológicas en su interior, sencillos platos o grandes floreros, ha explicado el comisario.

"Es un auténtico panorama, un placer para la vista y un lujo" poder contemplar los cuadros y muy interesante ver el virtuosismo de los pintores, en la sandía con sus gotas o en la sangre de los animales, ha subrayado Luna, para el que los artistas de bodegones hacen casi esculturas, con el volumen que dan a sus obras.

Entre las sesenta obras, de diferentes estilos y escuelas, que se cuelgan en la sala según su evolución cronológica, se encuentran una de Francisco de Zurbarán, "Bodegón", que para el comisario es uno de los cuadros más bellos de la historia y en el que, aparte de la "maravilla" de sus objetos, se entiende el silencio, una de las características de ese pintor.

También se pueden ver dos obras de Goya, "Perros en trailla y útiles de caza", en cartón de tapicería, y "Aves muertas", que según Luna "no tiene nada de decorativa" y en ella se valora la tragedia y la crueldad de la muerte.

El comisario destacó además el "San Jerónimo" de Antonio de Pereda y Salgado, un cuadro religioso que se ha elegido para la ocasión porque tiene un vanitas delante (obras en las que aparece una calavera), y dos piezas anónimas, seleccionadas pos su categoría estética.

Para el presidente de Caja Inmaculada, Antonio Aznar, es una extraordinaria oportunidad para que los zaragozanos puedan disfrutar del patrimonio cultural del Prado con una exposición de un género, el bodegón, básico en el arte español.

Aznar adelantó que tras esta muestra, la CAI organizará otra también con el Museo del Prado para 2010, aunque no detalló su contenido.

Paralelamente a la exposición y como parte fundamental de la planificación del Prado Itinerante, se han organizado actividades complementarias en más de cien municipios aragoneses, conferencias y visitas para los colegios.

Etiquetas