Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

ESTRENOS DE CINE

La obra de Julio Verne salta al siglo XXI en tres dimensiones

Uno de los clásicos más populares del novelista Julio Verne llega al siglo XXI de la mano de las nuevas tecnologías aplicadas al cine. Hoy se estrena "Viaje al centro de la Tierra", una película de aventuras para todos los públicos que tiene el aliciente de ser la primera con actores reales rodada en formato 3D. En Zaragoza se proyectará en cuatro salas, puesto que los Palafox y los Yelmo ofrecen desde hoy esta tecnología, con la que ya contaban los Cinesa, que tienen salas en los centros comerciales Grancasa y Augusta.

El argumento de este filme es ya conocido por todos: tres exploradores se sumergen en las entrañas de los nuevos mundos que se ocultan por debajo de la superficie de la tierra, iniciando un increíble viaje a través de lugares insospechados, plagados de graves peligros.

Durante una expedición científica en Islandia, el científico y visionario Trevor Anderson (Brendan Fraser), su sobrino Sean (Josh Hutcherson) y una bella guía local, Hannah (Anita Briem) quedan atrapados en una cueva. Solamente adentrándose en las entrañas de la Tierra podrán encontrar una vía de escape. Viajando a través de mundos nunca antes vistos, el trío se encuentra frente a frente con criaturas inimaginables, incluyendo a plantas devoradoras de hombres, pirañas voladoras gigantes, pájaros que brillan y los temidos dinosaurios de las primeras eras. Los aventureros se dan cuenta muy rápidamente de que está aumentando la actividad volcánica a su alrededor, y deben buscar una manera de volver a la superficie antes de que sea demasiado tarde.

Esta película marca el debut como director del veterano de los efectos audiovisuales y ganador de un Óscar Eric Brevig ("Desafío total", "Pearl Harbor"). Como protagonista, ha elegido a Brendan Fraser, que, con "La Momia III" aún en cartel, se afianza como el rostro más popular en el cine de acción y aventuras actual.

Nuevas tecnologías

"Viaje al centro de la tierra" es, después de "Hanna Montana", estrenada hace unos meses, la segunda película en el formato 3D estereoscópico que se estrena en Aragón. Este formato se rueda y se proyecta con sistemas especiales para que los objetos cobren relieve fuera de la pantalla y el espectador vea la película como si él mismo estuviese metido dentro de la escena. Estos filmes pueden ser con actores de carne y hueso, como en este caso, o de animación, como "Beowulf" o "Bolt", que llegarán en noviembre.

Para crear ilusoriamente la sensación de profundidad de la visión real, una película en 3D se rueda tomando dos planos levemente distintos de la misma escena, con dos cámaras. La película se verá borrosa, con la imagen doble, si se proyecta sin más sobre una pantalla normal. Pero, con ayuda de un proyector y unas gafas adecuadas, las dos imágenes rodadas se separan y se envían cada una a un ojo del espectador, que en su cerebro recompone la imagen en tres dimensiones, viendo volúmenes virtuales como si fuesen reales. Como si esa linterna que se le cae a Brendan Fraser en "Viaje al centro de la Tierra" viniese directa a darse contra nuestra cabeza.

Etiquetas