Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

FESTIVAL DE VENECIA

"Rachel getting married" muestra que EE. UU. se impregna de cine europeo

El filme japonés "The Sky Crawlers" aborda la ciencia ficción con un trasfondo filosófico y narrativo que reflexiona sobre la paz

"Rachel getting married", la película del director Jonathan Demme proyectada ayer en concurso en la Mostra y con Anne Hathaway como protagonista, ha mostrado que las corrientes cinematográficas no fluyen solo desde Estados Unidos hacia Europa, sino también al contrario.

La película enseña los preparativos y la celebración de la boda de Rachel, a quien da vida Rosemarie DeWitt, cuya hermana Kym, interpretada por Hathaway, acaba de abandonar un centro de rehabilitación para drogadictos. Todos los demonios familiares de la relación entre las hermanas, entre los padres y entre padres e hijos, nacidos a partir de una tragedia, se desatan durante los preparativos y la celebración de la boda, en muchas ocasiones en presencia de los invitados.

Un argumento que recuerda al filme "Celebración", del cineasta danés Thomas Vinterberg y primera película rodada con las normas del manifiesto que dio lugar a "Dogma 95", el movimiento cinematográfico europeo que buscaba dar el mayor realismo posible a la historia y cuyo principal exponente es Lars von Trier.

Pero no solo es el argumento de "Rachel getting married"; también el rodaje recuerda a "Dogma": "El filme estaba escrito, pero no planificamos ni un encuadre por anticipado", dijo Demme tras la proyección de la cinta. A ello se une que la música es la que crea de forma natural la acción de la película, y se resuelve sencillamente porque entre los invitados está un grupo de jazz que ensaya para la boda.

Y, finalmente, la película recuerda a ese movimiento porque hasta Demme ha admitido que quería que el film "fuera lo más Dogma posible", aunque lo dijo con la boca pequeña. Nada de qué avergonzarse, sin embargo, pues la película ha sido agradecida por la crítica de Venecia y porque, más allá de mostrar que el cine de Hollywood también puede aprender de Europa, ofrece sus novedades

Entre esas novedades está la lectura metafórica, como reconoció la guionista Jenny Lumet, quien explicó que la película se puede ver como la situación actual de Estados Unidos, "luchando por unirse durante la campaña electoral, al igual que la familia de la película".

Animación japonesa

La Mostra también vio ayer la segunda película de animación en concurso, la japonesa "The Sky Crawlers", que reveló la cada vez más notable diversidad de este tipo de cintas puesto que, en contraste con la imaginativa fábula infantil de Hayao Miyazaki, Mamoru Oshii aborda la ciencia ficción con un trasfondo filosófico y una intrincada línea narrativa.

"The Sky Crawlers" es un misterioso escuadrón de aviación formado por jóvenes que jamás se convierten en adultos y cuya función permanece en una ambigüedad que se desenmaraña conforme avanzan las dos horas de película. "La guerra es de adultos, la paz de niños", explicó el director tokiota, que ya concurrió en Cannes con "Innocence" en 2004.

Pero con unos personajes que poco a poco van empapándose de tristeza existencial, Oshii parece querer abrir una inquietante reflexión sobre si la paz es una anestesia del ser humano.

Etiquetas