Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

Discografía seleccionada de Madonna

None

The First Album (1983)


Con una descarada vocación por sonar en los clubes, nació el primer proyecto de Madonna, con temas como “Borderline”, “Holiday”, “Lucky star”, “Burning up” o “Everybody”

Like a Virgin (1984)


La MTV se cansó de programar el vídeo en Venecia de la canción que da título a este elepé, el de su despegue internacional. Incluye también “Into the groove”, “Material girl” o “Dress you up”.

True Blue (1986)


Más de 20 millones de copias vendidas lo avalan. Solo tiene 9 canciones, de las que cinco fueron singles:_“Live to tell”, “Open your heart”, “Papa don’t preach”, “La isla bonita” y “True blue”.

Like a Prayer (1988)


Tras la banda sonora de “Who’s that girl” llega su confirmación como reina del pop. A “Like a prayer” se unen hits como “Express yourself” o “Cherish” e incluso un dúo con Prince.

I’m Breathless (1990)


En la banda sonora de Dick Tracy experimenta con músicas de otras décadas, incluso el jazz, en “Sooner or later” o “Hanky Panky”. Aunque su mayor éxito era bailable:_“Vogue”.

The Inmaculate Collection (1990)


Su primer ‘grandes éxitos’, plagado de números 1, y dos inéditos:_“Rescue me” y “Justify my love”. En su siguiente recopilatorio incluiría “I want you”, versión de Marvin Gaye.

 

Erotica (1992)


Es la época de los desnudos y del lanzamiento del libro “Sex”. La cantante es muy criticada y el disco no vende demasiado, a pesar de contar con temas como “Deeper and deeper”, “Fever” o “Rain”.

Bedtime stories (1994)


En un intento por sonar seria y olvidar los tropiezos, comienza a coquetear con el R&B. “Secret”, “Take a bow”, la valiente “Human nature” o “Bedtime story” son de esta época.

Evita (1996)


La cantante luchó por interpretar este papel en el cine, pasión que se nota en su banda sonora. A_“You must love me” se le unen sus sentidas interpretaciones de “Don’t cry for me Argentina” o “Lament”.

Ray of Light (1998)


Su resurrección comercial y reencuentro con los críticos llegó con William Orbit, que vistió de electrónica melodías como “Frozen”, “Nothing really matters”, “Drowned world” o “Ray of light”.

Music (2000)


Tras el éxito de su predecesor, sigue con la electrónica, en canciones futuristas como “Music”, “Impressive instant”, “Paradise” o “Don’t tell me”. Ofrece como bonus su revisión de “American pie”.

American life (2002)

 

De los últimos años, su disco más incomprendido. A pesar de ello, sus seguidores lo tienen como uno de sus favoritos, gracias a “Hollywood”, “Nothing fails”, “Love profusion” o “Die another day”.


Confessions on a Dance Floor (2005)


Su homenaje a clásicos del mundo del baile como Abba o Pet shop boys sintonizó con el público mayoritario. ¿Las culpables?_“Hung up”, “Sorry”, “Jump” y “Get together”.


Hard Candy (2008)


Su último cedé pone sus miras en EE. UU. y en la música negra imperante allí. Se hace para ello con Justin Timberlake en “4 minutes” y con Pharrell para su actual single, “Give it 2 me”.

Etiquetas