Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CINE

Tiempos difíciles para Hollywood por la crisis global, a pesar de los taquillazos veraniegos

Hollywood está disfrutando de un verano récord en la recaudación en taquilla. El público ha acudido en masa a ver la última película de la saga Batman, "El caballero oscuro", que ha ingresado más de 339 millones de euros desde su estreno en julio. Otras grandes superproducciones, como la última película de Steven Spielberg, "Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal", también han ayudado a los estudios de cine a recaudar enormes cantidades de dinero.

Pero Hollywood no es inmune a la crisis económica global producida por la escasez de crédito. Se presentan tiempos difíciles, ya que los bancos e instituciones financieras están dejando de invertir en la meca del cine. Actualmente hay poco dinero disponible en el mercado y muchos directores están teniendo problemas para encontrar financiación. Una muestra es el caso de Deutsche Bank, que estaba trabajando en un acuerdo valorado en 381 millones de euros con Paramount Pictures que no ha acabado de fraguarse, debido a que el banco alemán ha decidido cerrar su unidad de financiación de películas, dejando 30 proyectos en el aire.

"Lo que sucede se debe en parte a que había demasiado dinero disponible de gente que quería invertir en el glamuroso negocio del cine y a que había esperanzas depositadas en los nuevos medios, como Internet", afirma Timothy Gray, editor de la revista estadounidense "Variety". "El resultado es que ahora hay demasiadas películas. El año pasado se estrenaron 747 en Estados Unidos, lo que da una media de dos al día. Son demasiadas", concluye Gray.

El exceso de películas hace que asegurar que una cinta funcione bien en la taquilla sea cada vez más difícil. Es cierto que a veces las producciones más rentables son aquellas que con presupuestos modestos logran cautivar al público. Un ejemplo de ello es la estadounidense "Juno", que costó alrededor de 8,4 millones de euros y recaudó 186,5 en todo el mundo. Pero el problema para Hollywood es que producir películas independientes es arriesgado y las historias exitosas como la de "Juno" son poco habituales.

Hollywood siempre necesitará inversores mientras aspire a producir películas con presupuestos enormes. En este momento, la búsqueda de dinero se lleva a cabo en el extranjero. El estudio Dreamworks anunció que planea utilizar animadores indios para futuros proyectos. Otros buscan financiación en Europa, Medio Oriente y Sudamérica y otra posibilidad es que las estrellas financien sus propias películas, esperando que sean un éxito en taquilla para poder ingresar enormes beneficios.

La opción a la que están recurriendo muchos directores es la financiación proveniente de diferentes fuentes, algo no exento de problemas. "Todos los inversores quieren dar su opinión, lo que hace que el producto pierda su originalidad", señala la productora Catherine Winder.

Etiquetas