Despliega el menú
Ocio y Cultura

ÓPERA

La ópera de Pérez Galdós sobre los Sitios se verá en el Principal en febrero de 2009

Ayer se cumplieron 100 años del estreno de la obra, que lleva música de Arturo Lapuerta. A finales de este mes se presentará la edición crítica, que recupera la partitura y el libreto originales.

La capital aragonesa volverá a ver, cien años después de su estreno, una bella ópera, aunque en cierto modo maldita, inspirada en los Sitios y con libreto de Benito Pérez Galdós. Ayer se cumplieron cien años del estreno de "Zaragoza", ópera con música de Arturo Lapuerta, a cuyo estreno en el Principal asistieron los infantes Fernando de Baviera con su esposa, María Teresa de Borbón, y el infante Luis de Orleans. La obra tuvo una excelente acogida... pero solo fue representada cinco veces. Después, el olvido. De allí la sacaron recientemente las investigaciones de Ricardo Solans y Mariano Faci, y en muy poco tiempo un proyecto ha empezado a cobrar fuerza. Ya hay patrocinadores, equipo artístico, director -aunque por el momento no se anuncia-, y fecha de estreno: febrero de 2009. Tras presentarse en el Principal, donde se vio por vez primera ayer hace cien años, luego está previsto que viaje a Pamplona, Las Palmas de Gran Canaria y Madrid, aunque se están haciendo gestiones para llevarla también a otras ciudades que desempeñaron un importante papel en la Guerra de la Independencia, como Cádiz o Gerona.

Solo cinco representaciones

Pero, ¿por qué tuvo tan mala fortuna "Zaragoza"? "Personalmente creo que se trata de una ópera que se adelantó un poco a su tiempo -señala Ricardo Solans-. Quizá el público esperaba algo más 'típico', algo más 'fácil'. Y, aunque la jota está presente en toda la obra, no es su motivo principal. Se trata de una ópera de mucha calidad, que miraba más a lo que en aquellos tiempos se hacía en Europa que a lo que se estaba escribiendo en España. Como a principios de siglo había en España gran producción de obras que agradaban a los espectadores, muy pronto cayó en el olvido".

Según Emilio Casares, catedrático de Musicología y director del Instituto Complutense de Ciencias Musicales, "dos estéticas dominan en la obra: el verismo pucciniano, que es el perfil con más presencia en 'Zaragoza', y, en segundo lugar, el wagnerismo, también especialmente fuerte en la orquestación y en la propia estructura operística. Lógicamente, el tema wagneriano exige la presencia de elementos hispanos que provienen de la imprescindible 'Jota' que aparece en la obertura y en dos momentos de la obra, sin que este hecho sea determinante, aunque lo consideramos de sumo interés, como había sucedido en 'La Dolores' de Bretón".

Argumentalmente, la obra arranca en la plaza del Pilar. Ante la puerta del templo, Agustín de Montoria le dice al Padre Aragón que no quiere seguir la carrera sacerdotal porque está enamorado de María Candiola. El segundo acto se desarolla ante la casa de Jerónimo Candiola, el padre de la joven, donde se produce una escena de amor entre Agustín y María. Aparece José de Montoria, jefe de Abastos, para reclamar a Candiola la harina que el usurero guarda en sus bodegas. El tercer acto se desarrolla en el "Hospital de Sangre", con un final apoteósico, ya que termina con la destrucción total del edificio. Y el último acto se desarrolla en el convento de San Agustín. Como se ve, el argumento, inspirado en uno de los "Episodios Nacionales" galdosianos, tiene todos los elementos de las grandes óperas: pasión, heroísmo, muerte...

La recuperación de "Zaragoza" va a tener un primer hito este mismo mes. La Fundación Zaragoza 2008 y el Instituto Complutense de Ciencias Musicales han preparado una edición crítica de la obra, paso previo e imprescindible para acometer cualquier posible representación. La edición será posible gracias al acuerdo de colaboración que firmaron el comisario del Bicentenario de los Sitios, José Antonio Armillas, el director de la Fundación Zaragoza 2008, Jesús Ángel González Isla, con el director del Instituto de Ciencias Musicales de la Universidad Complutense, Emilio Casares, y el delegado de la Sociedad General de Autores (SGAE), Ignacio Casado.

"Es el único libreto de ópera que hizo Galdós, y eso lo dota de un extraordinario valor cultural -apunta Jesús Ángel González Isla-. La publicacion va a ser una de esas obras que tienen gran impacto en la vida musical española. Y, tras la edición, tenemos que ponerla en escena, porque las circunstancias favorables que tenemos ahora, en el bicentenario, no las vamos a volver a tener".

Toda la partitura para orquesta

La ópera "Zaragoza", fue una de las actividades culturales más destacadas del Centenario de los Sitios, y al estreno asistieron las principales autoridades aragonesas, junto a la infanta María Teresa de Borbón y el propio escritor, que estaba en muy delicado estado de salud, y que viajó a la capital aragonesa acompañado de un jovencísimo José Ortega y Gasset. Se sabe que los escenarios los diseñó el propio Galdós, según los dibujos que se guardan en la Casa Museo de Las Palmas. Y que para que salieran a su gusto los costeó de su propio bolsillo. La partitura original se conservaba en los archivos de la SGAE, y de allí fue rescatada por Mariano Faci y Ricardo Solans. La edición crítica incluirá toda la partitura para orquesta, lo que permitirá su puesta en escena.

De la ópera se hicieron tan solo cinco representaciones. Dirigía la orquesta el maestro Baratta, y la compañía que la puso en escena estaba formada por las voces femeninas de las cantantes Vergeri y Julivert, y las masculinas de Tabuyo, Puiggener y Costa.

La producción que se está estudiando ahora, promovida por la Fundación Zaragoza 2008 y con el desarrollo técnico de la Asociación Musical Tempo Giusto, calcula un presupuesto de unos 650.000 euros. Varias instituciones públicas y privadas han mostrado ya interés en costear la iniciativa.

Etiquetas