Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

PATRIMONIO

Una pieza de ladrillo de la Basílica del Pilar, desde mañana con HERALDO

Los fragmentos se podrán adquirir por tres euros con el diario, y los beneficios irán destinados a reconstruir la Torre Baja

Obtener un singular y único recuerdo de la catedral basílica de Nuestra Señora del Pilar, el monumento más emblemático y el más visitado de Aragón, es posible desde mañana gracias a una iniciativa de HERALDO DE ARAGÓN y el Arzobispado de Zaragoza. Así, quienes lo deseen podrán adquirir, al precio de tres euros, una pieza de ladrillo del siglo XVIII extraído durante la actual restauración que se está llevando a cabo en la Torre Baja del Pilar.

Los beneficios de esta promoción irán íntegramente destinados a la reconstrucción de la citada Torre Baja de la basílica del Pilar, con lo que se completará la rehabilitación de todas las fachadas del templo mariano, que sufrían un notable deterioro.

Autenticidad

El fragmento de ladrillo se distribuirá embolsado e irá acompañado por un documento que certifica la autenticidad de la pieza, que avala el sello del Arzobispado de Zaragoza, y que reza así: "La pieza que acompaña el presente certificado es un fragmento de ladrillo que perteneció, hasta la actual restauración, a la fábrica de la Torre Baja de la Catedral Basílica de Nuestra Señora del Pilar de Zaragoza, cuya construcción se inició en 1725".

Se trata de una oportunidad única de conseguir guardar para siempre un pequeño y valioso fragmento del monumento más universal de Aragón. Las piezas permanecerán a la venta hasta que se agoten las existencias disponibles.

Con esta iniciativa se pretende ayudar a sufragar el coste de la recuperación de la Torre Baja del Pilar, que junto al resto de las torres y fachadas está previsto que luzca su cara rehabilitada a partir del 11 de junio.

Esta es la fecha prevista para que se presenten las obras de restauración de la basílica catedral del Pilar, que permitirán ofrecer la mejor imagen del templo a los miles de visitantes que acudirán a la Exposición Internacional de Zaragoza 2008. Está prevista para esa fecha la inauguración de la nueva iluminación nocturna del templo mariano, y se podrán escuchar las campanas, dado que también se ha acometido su restauración y se han recolocado en las ventanas, a la vista. Por primera vez desde los años sesenta, se escucharán los toques aragoneses.

Etiquetas