Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

MÚSICA

Quilapayún: "Cada faceta nuestra refleja el influjo de Víctor Jara"

Canciones como "La muralla" o "Cantata de Santa María de Iquique" acompañan desde hace más de 40 años la trayectoria del grupo chileno Quilapayún, que hoy actúa en la sala Mozart de Zaragoza, a las 22.00

De las "tres barbas" originales solo queda la de Eduardo Carrasco. ¿Por qué le pusieron ese nombre al grupo?

Quilapayún significa "tres barbas" en la lengua de los indígenas mapuches del sur de nuestro continente. En 1965, darle este nombre traducía un carácter rebelde frente a la influencia extranjera y nos identificaba con los ideales de los barbudos que encabezaron la revolución cubana.

En sus comienzos, tuvieron como colaborador a Víctor Jara, ¿qué aportó al grupo?

Dirigió el grupo los primeros años. Nuestra actitud escénica, el hacer de cada canción un momento poético, el contacto con el público... Cada faceta nuestra refleja la influencia de Víctor.

El grupo ha tenido numerosas formaciones diferentes, con distintos músicos, ¿por qué nunca se han incorporado mujeres?

No son tantas si consideramos lo dilatado de nuestra carrera. Hay gente que hemos entregado a construir esforzadamente el nombre "Quilapayún" toda una vida, entre 30 y 40 años. La imagen y el sonido masculino del grupo fueron muy fuertes desde un principio. Difícil era en esas circunstancias una voz femenina. El exilio y avatares propios del destierro no dieron tampoco pie a ello. En los talleres que organizamos en 1972 en Chile, constituímos un grupo de seis muchachas, pero se disolvió por razones obvias después del golpe militar.

Las canciones de Quilapayún han estado siempre marcadas por preocupaciones sociales y políticas, ¿qué problemas actuales atraen ahora su interés?

Los mismos de siempre. Porque, si bien hemos recuperado la democracia, la miseria, las desigualdades y la ignorancia persisten. Más aún, los culpables de que así sea son los mismos de siempre y existen en todos los ámbitos.

Han sufrido el exilio, desavenencias internas, el asesinato de alguno de sus miembros e incluso un litigio por el nombre entre dos grupos. ¿Cuál ha sido el momento más complicado?

Las muertes de Willy y Víctor son un dolor inmenso, pero viven en nuestras canciones y honramos su memoria. Los otros son problemas que, mal que mal, se resuelven. Lo más complicado ha sido el largo litigio que, felizmente, ha acabado en la Cour d'Appel de París, que puso las cosas en su lugar acabando con las tergiversaciones que se han creado, en particular en España. Lo malo es que esto ha dañado la imagen de Quilapayún. Habiendo estado ausentes tanto tiempo, trataremos de que nuestra visita cumpla esa finalidad.

A pesar de la globalización, el folk vuelve a estar de moda. Para ustedes, ¿qué es el folclore?

Una fuente de inspiración. Algunos tuvimos una experiencia en ese terreno y Víctor Jara venía del folclore. Esto nos dio los medios para desarrollar un canto que, sin ser folclórico, sigue siendo de contenido popular e inscrito en la tradición de la música popular de Chile y de nuestro continente.

Literatura y música han ido juntas en sus trabajos. ¿Una canción sin una buena letra está coja?

Hemos musicalizado poemas de Neruda, Alberti, García Lorca, Huidobro, y seguramente se me olvidan algunos, porque en un momento dado dichos poemas han coincidido con nuestras necesidades de expresión. Un texto sin un mínimo de interés o sinceridad da una mala canción. Pero una melodía o arreglo vocal acertado pueden realzar una letra en principio anodina.

¿Qué música de la hecha en España les interesa?

Los artistas de este país son un gran atractivo para nosotros, por la calidad de sus voces y su musicalidad. Existía, y es de esperar que continúe, una "tradición" de cantautores como Labordeta, Serrat, Aute, Llach, Víctor Manuel... Cómo no mencionar también la espontaneidad y la riqueza rítmica del canto flamenco. Solo por reencontrarnos con la diversidad de la canción española, esperamos volver más por estas tierras.

El concierto de Zaragoza servirá para recoger fondos para la oenegé Carumanda, ¿en qué consisten sus proyectos?

Están implicados en la construcción de una escuela para niños indígenas y cubren gran cantidad de iniciativas, que pueden conocerse en www.carumanda.org

Etiquetas