Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

GOYA

La DGA da un paso para proteger la casa de Goya en la plaza San Miguel

El edificio, ubicado en el número 4, será catalogado a instancias de APUDEPA en el Inventario del Patrimonio Cultural Aragonés.

El "Boletín Oficial de Aragón" publicó ayer una resolución del Departamento de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno aragonés por la que se incoa procedimiento para la inclusión de la casa sita en la plaza de San Miguel, 4, de Zaragoza, que fue residencia del genial pintor Francisco de Goya, en el Inventario del Patrimonio Cultural Aragonés. La petición para la declaración de Bien de Interés Cultural, y subsidiariamente de Bien Inventariado, la realizó formalmente la Asociación de Acción Pública para la Defensa del Patrimonio Aragonés (APUDEPA) el pasado 7 de febrero. Un portavoz de la citada asociación declaró ayer que sus miembros están "muy satisfechos de que un inmueble tan importante para la memoria cultural aragonesa, y que posee además valores arquitectónicos y tipológicos nada desdeñables, vaya a ser declarado integrante del Patrimonio Cultural Aragonés".

"Aunque es un paso adelante, en el trámite del expediente ahora incoado, APUDEPA seguirá insistiendo en la necesidad de que el inmueble se considere Bien de Interés Cultural, al ser la única residencia zaragozana conservada del genial pintor aragonés", afirmó el portavoz.

La resolución del Departamento de Educación y Cultura resalta que el edificio en cuestión cuenta con una placa conmemorativa junto a su portal de entrada, que pasa bastante inadvertida, en la que se lee: "Casa de Goya. Arquitectura popular. Siglos XVIII-XIX". "Ciertamente, es la única casa que se ha conservado de las muchas que habitó la familia del pintor en Zaragoza entre 1747 y 1783, tal y como ha documentado el investigador Ona González, entre otros. Se trataba de una casa de alquiler bianual, dependiente de la parroquia de San Miguel, en cuya matrícula constaba D. Joseph Goya como inquilino en el año 1769 y 1771. Es decir, de esta casa partió el pintor hacia Italia para completar su formación en un viaje que marcaría definitivamente su trayectoria profesional", reseña la resolución del Gobierno regional.

Se trata de un edificio entre medianeras con planta baja y tres alzadas, más un ático retranqueado sobre la cubierta. La planta baja presenta dos grandes accesos adintelados y un acabado que deja visto el ladrillo en la parte inferior, a modo de zócalo. Las tres plantas alzadas presentan dos balcones cada una y un revestimiento monocapa en tono amarillo con recercados en blanco en torno a los balcones. La cubierta a un agua es de teja cerámica árabe. Se sabe que este no fue el aspecto original del inmueble, ya que al menos en 1865 sufrió importantes transformaciones. "El aspecto original de la fachada en los tiempos en que fue habitada por la familia Goya debió de ser bastante diferente, pero el hecho de que sea la única de sus viviendas conservadas en Zaragoza es suficientemente relevante para su inclusión en el Inventario del Patrimonio Cultural Aragonés", concluye la resolución de Patrimonio.

Por otra parte, APUDEPA entiende que el vencimiento del plazo de tres meses desde la presentación de la instancia (el pasado 7 de febrero) ha producido, en virtud del artículo 18 de la Ley de Patrimonio Cultural Aragonés, la incoación del expediente para la declaración de Bien de Interés Cultural de los restos arqueológicos de la casa familiar de Goya en la Mantería, sitos en la calle Teniente Coronel Valenzuela.

Etiquetas