Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

DIO DINERO A LA MADRE PARA QUE ABORTASE

Gore Vidal admite que pudo haber tenido una hija, de la que nunca se ocupó

El escritor estadounidense Gore Vidal reconoce que pudo haber procreado hace medio siglo una hija, pero explica que no quiso tener nada que ver con ella porque había pagado a la madre para que abortase.

 

Vidal no ha hecho nunca un secreto de su homosexualidad, tuvo una breve relación de ese tipo con el escritor de la generación "beat" Jack Kerouac y vivió durante cincuenta y tres años con otro hombre.

En declaraciones al dominical británico "The Independent on Sunday", Vidal, de 82 años, parece confirmar los rumores que han circulando de que tuvo una hija en los años cincuenta.

 

"El padre pude ser yo o pudo ser un fotógrafo alemán. Era una niña. Todas las Navidades recibía una foto de la familia reunida en torno al árbol, y en ellas aparecía una niña que se me parecía mucho", recuerda el escritor.

 

Preguntado por qué no ha intentado nunca ponerse en contacto con ella, Vidal responde: "Le mandé dinero (a la madre) par que abortase, pero lo utilizó para ir a Detroit, donde encontró a un hombre rico".

 

Pese a sus inclinaciones homosexuales, Vidal tuvo relaciones con mujeres, entre ellas la escritora de relatos eróticos Anaïs Nin.

Preguntado por otros escritores, Vidal afirma que Norman Mailer le tenía envidia hasta el punto de no parar de insultarle en la prensa si él aparecía en la portada de la revista "Time" y su rival no.

A Truman Capote confiesa haberle "odiado como se puede odiar a un animal repugnante que se le ha metido a uno en la cosa".

Preguntado qué hacía el autor de "A Sangre Fría" que le disgustara tanto, Vidal no duda: "Mentir, y eso es lo que más odio del mundo".

Etiquetas