Ocio y Cultura

"DEL EBRO A IBERIA"

La Rioja cede cinco "joyas" al museo Camón Aznar de Zaragoza

La Venus de Herramélluri, del siglo II; la arqueta de San Felices, del siglo XI; una imagen de San Millán de la Cogolla, del XV; otra gótica de Santiago, del XIII; y la Cruz de Mansilla, del XI, son las "joyas riojanas" que podrán verse en el museo Camón Aznar, de Zaragoza, de mayo a septiembre de este año.

Estas cinco obras de arte se encuentran ya en la capital aragonesa, donde van a instalarse dentro de la muestra "Del Ebro a Iberia", con la que se va a reinaugurar el museo Camón Aznar, y que coincidirá en sus fechas con la Exposición Internacional.

 

La muestra presenta al río Ebro como eje vertebrador de la historia de España a través de dos elementos fundamentales: el arranque del cristianismo, a partir de la aparición de la virgen al apóstol Santiago en Zaragoza, y la lengua, con el origen del castellano en San Millán de la Cogolla.

La arqueta de San Felices

En este contexto, la comunidad de Agustinos Recoletos del monasterio de Yuso, ha cedido para esta muestra la arqueta de San Felices, del siglo XI, que habitualmente está en este monasterio junto a la de San Millán de la Cogolla.

Esta arqueta, como la otra, destaca por su valor simbólico y artístico.

Por un lado, porque contiene parte de los restos de San Felices, el patrón de Haro, que vivió cerca de esta localidad en el siglo V y fue el maestro de San Millán.

Sus restos han sido trasladados temporalmente a otro emplazamiento mientras dure la muestra.

Por otro lado, como pieza de arte, ya que se encuentra recubierta por cuatro piezas de marfil hechas en el siglo XI con escenas religiosas.

Además, tiene tres piezas de cristal de roca con forma de piezas de ajedrez árabe, mientras que la estructura original de madera se encuentra recubierta por piezas de orfebrería desde 1944.

San Millán de la Cogolla también estará en el Camón Aznar de otra forma, ya que se ha llevado al museo zaragozano la talla gótica del santo que se conserva en el Museo de La Rioja.

La Venus de Herramélluri

La otra "cesión" del Museo es una de las piezas arqueológicas más singulares encontradas en la historia de la Comunidad, la Venus de Herramélluri, del siglo II, que ya ha salido a otras exposiciones de arte antiguo por España.

La Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, por su parte, ha prestado dos piezas que también están relacionadas con la expansión del cristianismo por el valle del Ebro.

Por un lado, la imagen gótica de Santiago, de Jubera, una de las dos que hay de esta época en la Comunidad riojana, junto a la de la iglesia de Santiago de Logroño.

La Cruz de Mansilla

Por otro, la Cruz de Mansilla, del siglo XI, una de las piezas más importantes de la orfebrería románica que se conservan en España.

La exposición, en la que podrán verse estas cinco piezas de arte riojanas conviviendo con otras como la Diana Cazadora, del Museo Cerralbo, de Madrid, o el Tríptico de la Pasión, de El Bosco, se inaugurará el próximo 30 de mayo.

"Del Ebro a Iberia" es una de las tres propuestas que ha elaborado Ibercaja coincidiendo con los tres meses de la Expo Zaragoza.

Así, además, en la sala de exposiciones de La Lonja se exhibirá "Encrucijadas", para mostrar el papel jugado por Zaragoza y Aragón a lo largo de la historia, a través de piezas romanas o visigodas -como el tesoro de Guarrazar-, retratos como el del general Palafox o paisajes como el que pintó Zuloaga de Alquézar.

En el Patio de la Infanta podrá verse "Del futuro al pasado", un recorrido por las exposiciones que esta caja de ahorros ha hecho en los últimos treinta años, con 65 obras de Pablo Picasso, Marc Chagall, Joan Miró, Salvador Dalí, Georges Braque o Antonio Saura.

Etiquetas