Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

NOVELA

Una intriga sobre el Imperio romano se alza con el premio de Novela Histórica

La escritora italiana Ben Pastor ganó con "Conspiratio. El caso del ladrón de agua". Antonio Gala recibirá el premio de honor.

Los títulos con nombre acuático se han llevado el gato al agua en el Premio Internacional de Novela Histórica Ciudad de Zaragoza del año de la Expo. La italoamericana Ben Pastor, con su novela "Conspiratio. El caso del ladrón del agua", se impuso ayer a otros 34 títulos de 23 editoriales distintas que optaban a hacerse con el galardón, tras una deliberación del jurado de casi tres horas en la sala Fernando el Católico del Ayuntamiento de Zaragoza.

La escritora, nacida en Roma en 1950 y que ejerce como profesora en la Universidad de Norwich en Vermont (Estados Unidos), disfrutará de este premio gracias a su último trabajo, una intriga que conjuga la civilización romana y egipcia, a través de un detective que investiga la historia del emperador romano Adriano y el efebo Antinoo y las misteriosas causas de la muerte de este último en el Nilo.

Una novela, en palabras del miembro del jurado Juan Bolea, "gratificante, divertida y apasionante", que propone un "paseo detectivesco por las ciudades de Egipto, pero también por sus mitos y costumbres". El también escritor alabó a la ganadora porque "puede hablar de cualquier época en sus escritos", ya sean relatos cortos de novela policíaca o las seis novelas que ha publicado desde 2001.

Pastor se embolsará los 25.000 euros con los que este año está dotado el galardón, dinero que tendrá que compartir con la editorial que ha publicado el libro, Seix Barral, según las nuevas reglas del concurso. Lo que sí se quedará ella será la escultura en bronce realizada por el aragonés José Miguel Fuertes, que la acredita como vencedora, y que recogerá en Zaragoza el próximo 19 de junio.

Personajes históricos

Pero no estará sola. Pastor, que conserva este apellido tras su primer matrimonio con un vasco, compartirá focos ese día con Antonio Gala, el popular escritor español que ha resultado honrado con el premio de honor que otorga desde 2006 el Ayuntamiento y la Asociación Aragonesa de Escritores. Su presidenta, Magdalena Lasala, justificó este homenaje al cordobés en el hecho de que toda su obra, ya sea poesía, novela o teatro, tiene como denominador común personajes históricos o relacionados con un contexto histórico. En este sentido, recordó trabajos suyos como "Anillos para una dama" o "Séneca o el beneficio de la duda" en el teatro y "El pedestal de las estatuas" en novela, todas ellas con un trasfondo histórico guiando la trama.

"Trata la historia para iluminar el presente y no para incidir en el pasado", apostilló Lasala, quien agradeció a Antonio Gala el hecho de popularizar la novela histórica y liberarla de su anterior consideración erudita tras la concesión del Premio Planeta por "El manuscrito carmesí".

Agua y tierra

A las puertas del triunfo en el premio de Novela Histórica se quedó ayer otro libro con referencias acuáticas, de autor aragonés además: "El agua y la tierra", del zaragozano Julio Murillo, reciente ganador de la X edición del premio Alfonso X de Novela Histórica. Este trabajo ahonda en el periodo de las guerras médicas y conjuga la narración de las batallas con el ambiente del Atenas cultivado.

Los tres autores visitarán Zaragoza para agradecer el premio, que cumple su cuarta edición con proyección internacional, ya que, según Bolea, "Zaragoza ya suena como capital literaria en Argentina, México o Bogotá" gracias a este galardón, al que solo pueden optar novelas que ya hayan sido publicadas.

De la misma opinión se mostró ayer la consejera de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza, Pilar Alcober, quien explicó que se decidió premiar la novela histórica "por la vitalidad de la que goza el género" y "por el patrimonio histórico y cultural de la ciudad de Zaragoza", que la convierten en escenario apropiado de este reconocimiento. La responsable municipal, quien recordó que el Ciudad de Zaragoza nació "con la vocación de diferenciarse del resto de galardones literarios que se dan en España", agradeció la dedicación del jurado, que ha estado compuesto por Alfonso Mateo Sagasta, María del Pilar Queralt, Fernando Martínez Laínez, Almudena de Arteaga, Fernando Martínez Laínez, Manuel Francisco Reina, además de los mencionados Juan Bolea y Magdalena Lasala.

Etiquetas