Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

ALEMANIA

Arde el techo de la Filarmónica de Berlín

Las llamas, originadas durante unos trabajos de reparación, movilizaron a casi 200 bomberos y a más de 30 camiones cisterna.

La sede de la orquesta Filarmónica de Berlín, uno de los símbolos arquitectónicos de la capital alemana sufrió serios daños a causa de un incendio que estalló en el entretecho del edificio. El espectacular siniestro, que movilizó a casi 200 bomberos y a más de treinta camiones cisterna impactó a la población de la ciudad y atrajo a cientos de turistas que visitan diariamente la moderna Postdamer Platz, un barrio construido después de la caída del Muro.

El incendio, provocado aparentemente por los trabajos de reparación y soldaduras que se realizaban en el entretecho, no daño la espléndida sala de conciertos, pero los bomberos tuvieron que trabajar varias horas sobre el techo del edificio para poder controlar el siniestro.

"Vamos a salvar la Filarmónica", dijo Jens Peter Wilke, un portavoz de los bomberos cuando desde varias partes del techo del edificio salía una espesa y enorme humareda. EL portavoz aseguró que el edificio no quedaría reducido a cenizas pero advirtió que los daños podían ser cuantiosos.

La espesa humareda, que se podía ver desde diversas partes de la ciudad, también se expandió en el interior de la sala de conciertos, lo que dificultó el trabajo de los bomberos y provocó además escenas de pánico entre los músicos que llegaron al lugar para intentar salvar sus instrumentos.

Después de constatar que nadie sufriría daños, los bomberos autorizaron a los músicos a ingresar al edificio para recuperar sus instrumentos, pero los más pesados como los valiosos pianos de cola y los de percusión, así como el activo de la orquesta, no sufrieron daño por encontrarse en una habitación ubicada debajo de la gran sala de conciertos.

Los bomberos fueron alertados a las 13:57 horas por una llamada telefónica anónima. "Está saliendo humo del techo de un edificio amarillo" dijo la voz. Pocos minutos antes de llamada telefónica, llegaba a su fin un concierto y el publico abandonó el edificio sin darse cuenta del siniestro.

"En medio de la desgracia, hemos tenido mucha suerte", admitió Pamela Rosenberg, directora del edificio, al revelar que a las 15:00 horas estaba previsto un ensayo del "Te Deum" de Berlioz, con la participación de un coro infantil de 400 niños, 120 músicos de la orquesta y del director Claudio Abbado. El director se encontraba en el interior del edificio cuando estalló el incendio.

La construcción del excéntrico edificio de la Filarmónica se inició en 1960 y tres años después fue inaugurado por el legendario Herbert von Karajan, un acontecimiento que utilizaron los berlineses para bautizar el edificio como el "circo de Karajan".

Etiquetas