Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

ARQUEOLOGÍA

El Museo Arqueológico Nacional agrupa sus tesoros para afrontar tres años de remodelación

La 'Dama de Elche', la 'Dama de Baza', sarcófagos y 250 más de sus mejores piezas se exhibirán durante todo el proceso de renovación del Museo.

Después del Museo del Prado y del Reina Sofía, le llega el turno a otro de los grandes. El Museo Arqueológico Nacional (MAN) emprenderá en los próximos meses una larga travesía del desierto, llámese remodelación integral, de casi tres años de duración. Del proceso de obras y reestructuración saldrá un museo "del siglo XXI", remozado, más acorde con los tiempos y las nuevas tendencias museísticas, a decir de sus responsables. Pese a ello, sus puertas seguirán parcialmente abiertas al público y sus mejores piezas, concentradas en una muestra específica, 'Tesoros del Museo Arqueológico Nacional', mientras duren las obras.

Será una exposición temporal larga, la única opción para quienes visiten el MAN en los tres próximos años -28 meses para la ejecución de las obras y el resto para reubicar los fondos del museo- . La muestra, inaugurada este martes por el ministro de Cultura, César Antonio Molina, ofrece un recorrido abreviado pero completo, desde la prehistoria hasta el siglo XIX, por el mejor patrimonio arqueológico del país. La Edad del Hierro en la Península Ibérica, Egipto, Grecia y Roma, entre otras muchas épocas, están representados en las cinco salas de la exposición, ubicada en un lateral del palacio. Los 'Tesoros del Museo' incluyen a la Dama de Elche, la Dama de Baza, el Héctor ecuestre de Filarette, los cuencos de oro de Axtroki, la Bicha de Bazalote o el Tesoro de Guarrazar, junto a otras 262 piezas maestras de la colección permanente. De este modo se intenta paliar el impacto del cierre de otras salas mientras duran los trabajos, los de mayor envergadura desde la inauguración del Museo, en 1867. La última gran reforma se ejecutó de 1968 al 78.

Ampliar y ordenar

Con la remodelación el MAN ganará 2.000 metros cuadrados, de los 28.000 actuales a algo más de 30.000, y se "pondrá orden en la arquitectura del edificio, habrá espacios más racionales y mayor dotación de servicios", explicó Juan Pablo Frade, arquitecto responsable del proyecto. Se respetará en lo esencial el complejo original de Francisco Jareño y Ruiz de Salces y se incorporarán mejoras obligatorias según las normas sobre accesibilidad para personas con discapacidad o movilidad limitada.

El presupuesto para las obras es de 41 millones de euros. Durante estos años, buena parte de los fondos del MAN se expondrán de forma itinerante en exposiciones temporales por la geografía española. Además, está prevista la celebración de un congreso internacional sobre las nuevas corrientes expositivas dentro de la museística arqueológica mundial.

Etiquetas