Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

CINE

Penélope Cruz:"Mi personaje está marcado por la fatalidad"

Cuando sólo faltan 15 días para comenzar el rodaje de "Los abrazos rotos", cuarta película a las órdenes de 'su Pedro', Penélope Cruz ha explicado que su personaje, una aspirante a actriz llamada Lena, "está marcado por la fatalidad, aunque no lo sepa".

Poco más le deja concretar a Penélope el acuerdo que todos los actores tienen con Almodóvar en este su decimoséptimo filme, por el que tienen prohibido revelar detalles sobre trama y personajes más allá de lo que el director manchego adelante (quiere que el público llegue "virgen" a las salas), pero poco a poco se van uniendo piezas en el puzzle.

Por ejemplo que su personaje es "de origen rural y de clase baja", que en la primera mitad de la cinta "sólo quiere ayudar a sus padres" y que, de repente, "decide hacer una prueba para una película" que acelera los acontecimientos posteriores.

"Se revela contra esa parte que permanece dormida, consigue el trabajo y el ambiente en el que se mueve a partir de entonces se convierte en una liberación, porque a nivel personal está viviendo un infierno", ha explicado Penélope en un encuentro con un reducido grupo de medios.

En un filme en el que, como insinúa el título, todos los personajes tienen roturas y heridas, el papel de Penélope actuará además de catalizador para otros conflictos, esta vez amorosos, ya que parece que Lena será el objeto de deseo de los dos principales roles masculinos, encarnados por José Luis Gómez y Lluís Homar.

"Lo más difícil para mí del guión es la escena en las que tengo que hacer de mala actriz. Ella está viviendo un drama muy fuerte en casa y hay un momento en el que debe rodar una comedia. Tiene que verse que lo está haciendo fatal, pero sin pasarte, y eso es muy complicado", ha confesado Cruz sin dar muchos más detalles.

Pero añade: "Además, se verá la misma escena mal y bien hecha, con el mismo diálogo, y debo confesar que eso me aterra", dice la actriz madrileña nominada al Óscar por "Volver".

En cuanto a su jefe y "amigo", de quien dice que "es su prioridad", sólo tiene palabras de elogio y admiración, de modo que se deja hacer en las pruebas de vestuario y caracterización porque "Pedro lo ve todo, lo huele todo a distancia, es increíble el ojo de águila que tiene y la honestidad con la que trabaja".

Un instinto que ha hecho que, al menos en una de las dos partes en las que se ambienta el filme (una en los noventa y otra en la actualidad), Penélope aparezca con una peluca rubia platino, corta y con volumen, que resalta, según indicó esta semana en su blog el director, la mirada de la actriz.

"Buscábamos un peinado nuevo y hemos probado muchas pelucas, pero yo le dejo decidir a él aunque, desde el personaje, le pueda ir indicando cómo me siento", ha comentado Cruz, quien tampoco supo mucho sobre el guión de la película hasta que Pedro se lo dio a leer "un sábado".

"Me había contado lo de la foto de la playa del Golfo y que estaba escribiendo tres guiones a la vez. Ese mismo día lo leí y fui por la noche corriendo a su casa a decirle lo mucho que me había gustado", recuerda Cruz.

Etiquetas