Despliega el menú
Ocio y Cultura

GOYA

"La familia del infante Don Luis", de Goya, ya está en el Museo de Zaragoza

La pintura, de grandes dimensiones, llegó ayer en un tráiler procedente de Parma

Un gran tráiler con remolque, procedente de Parma, para delante del Museo de Zaragoza. En realidad, solo lleva dentro dos cuadros, propiedad de la Fundación Magnani Rocca. Uno de ellos es "Gerdrudis, Hamlet y la aparición del padre de Hamlet", pintado en 1793 por el suizo Henry Fuseli. Pero el que más nos interesa es el otro, mucho más grande y obra del pintor Francisco de Goya. Se trata del óleo sobre lienzo "La familia del infante Don Luis" (1783), que mide 2,4 metros de alto por 3,2 de ancho. Ambas pinturas salieron de la localidad italiana el miércoles a mediodía, escoltadas por un coche de una empresa de seguridad, y llegaron ayer, a las cinco de la tarde, al museo zaragozano, donde formarán parte de la gran exposición "Goya e Italia", que se inaugurará el 31 de mayo.

Bajar del camión e introducir en el museo el cuadro de Fuseli no costó más que unos pocos minutos. Pero el Goya fue harina de otro costal. Embalado en una enorme caja de madera provista de asas y llena de avisos de "handle with care" (mover con cuidado), necesitó siete personas para poder ser introducido en el Museo. Tras ser bajado del tráiler por cinco personas y llevado hasta las escaleras sobre dos soportes con ruedas, hubo de ser cinchado y alzado a pulso sobre los peldaños.

Pero aún quedaba un problema: la puerta interior del Museo, de cristal, no daba la altura de la caja, por lo que siete personas tuvieron que inclinarla con todo cuidado e introducirla suavemente en el vestíbulo, desde donde fue arrastrada hasta la sala de la planta baja donde hoy -bajo la supervisión de la directora de la Fundación Magnani Rocca, Simona Tosini- se desembalará y colgará en el lugar donde se exhibirá hasta el 15 de septiembre.

Joan Sureda, comisario de "Goya e Italia", comentaba lo difícil que ha sido lograr que la fundación italiana prestase esta joya de grandes dimensiones, porque le supone prescindir de una obra estrella de su exposición en una época de gran atracción de visitantes como es el verano. "La familia del infante Don Luis" es una de las 358 obras que tendrá "Goya e Italia", entre las que habrá también esculturas, dibujos, mapas, tapices y hasta abanicos. Todo ello servirá para ilustrar la influencia que tuvo en la obra del pintor aragonés tanto su visita al país vecino en busca de perfeccionamiento artístico como el contacto que hizo con personas y obras de su época gracias a ese viaje.

Ayer tarde llegaban también al Museo de Zaragoza otras de la sobras prestadas, concretamente una procedente del Museo Camón Aznar, otras dos de las colecciones de Félix Palacios y Carlos Salazar, un Bayeu de la Real Sociedad Económica de Aragón y una edición de los "Caprichos" de Goya proveniente de la biblioteca de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Zaragoza. También estaban ya en el museo cinco piezas llegadas desde Alemania. El resto irá viniendo "de forma escalonada" -detalló Ana Armillas, coordinadora del programa expositivo Goya 2008-para que todo esté en su sitio el 28 de mayo.

Etiquetas