Despliega el menú
Ocio y Cultura
Suscríbete

MANGA

El manga desembarca en Madrid en una feria dedicada a la cultura japonesa

Salones de té, katanas, videojuegos, películas, figuras de acción, karaokes y, sobre todo, muchos cómics, es lo que podrán encontrar los asistentes a Expomanga 2008, la feria del manga y la cultura nipona que permanecerá abierta en Madrid desde este mhasta el próximo domingo.

Quienes caminen entre los ochenta stands que la Asociación Española de Amigos del Manga ha situado en el pabellón de la Pipa de la Casa de Campo de Madrid, comprobarán que el manga ha salido en España de la cultura "underground" para convertirse en un género de masas.

"Es un ambiente muy similar al que se encuentra a diario en las tiendas del barrio de Nakano, en Tokio", ha declarado Shou Tajima, dibujante de la serie "MPD Psycho" e invitado especial de esta edición de Expomanga, que él mismo ha inaugurado junto a Akira Yamada, ministro de la Embajada de Japón, y Emilio Gonzalo, director de la feria.

Además de bucear entre las miles de historietas envueltas en bolsas de plástico, la organización ha preparado una gran variedad de eventos para la feria.

Los curiosos disfrutarán de una exposición de juguetes japoneses clásicos "muy llamativos" para Tajima, mientras que los coleccionistas podrán hojear algunos ejemplares antiguos de la revista manga "Shonen Jump", que ha cumplido cuarenta años.

Conciertos, talleres, proyecciones de películas, conferencias y una zona de videojuegos con una veintena de consolas desahogarán a los dependientes de los stands, que este año esperan llegar a una cifra cercana a los 25.000 visitantes.

"El camino natural de Expomanga es superar al Salón del Cómic", ha afirmado Emilio Gonzalo, quien considera que "el público del manga es muy joven y tiene un periodo de vida mucho más largo que el del cómic tradicional".

El espíritu "joven, alegre e implicado de la feria" es lo más destacable para el director del salón. "Que en un acto cultural la gente lo pase tan bien es digno de mención", ha señalado.

El manga es un estilo de dibujo nacido en Japón que se caracteriza, generalmente, por utilizar figuras muy estilizadas de rasgos marcados y ojos grandes. Aunque fuera de Japón se pueda pensar que las historias manga son sólo para jóvenes, lo cierto es que estos cómics nipones tienen productos adaptados para un público de todas las edades.

Akira Yamada, al que muchos consideran "un diplomático 'friki'", según él mismo reconoce, opina que "el manga es una ventana por la que se pueden ver muchas cosas de la cultura japonesa".

El ministro de la Embajada de Japón no acude a Expomanga como mero espectador, sino que participará en estas jornadas impartiendo clases en un taller de Shougi, el milenario ajedrez japonés por el que el diplomático siente admiración. "Uno de mis sueños es divulgarlo por el mundo", ha reconocido en una conversación con Efe.

"El año pasado se creó el premio internacional del manga en Japón, en el que podía participar cualquier país del mundo, y hubo dos españoles entre los finalistas", ha señalado Yamada, que ha adelantado que en 2008 los representantes españoles han vuelto a llegar a las fases finales.

El director de Expomanga ha pedido "apoyo institucional y municipal" para la feria "y que entiendan que el manga no es sólo un fenómeno japonés".

"Nos olvidamos de que la cultura no es sólo de quien la produce, sino también de quien la consume", ha afirmado Emilio Gonzalo mientras observaba cómo varios chicos disfrazados paseaban riendo entre los puestos.

Etiquetas