Ocio y Cultura
Suscríbete por 1€

MUSEOS

El Camón Aznar se "reinventa"

El museo zaragozano reabre sus puertas tras las obras de restauración con una exposición dedicada al pintor zaragozano, que reúne la colección completa de grabados. El edificio acogerá en mayo la primera exposición temporal con obras de Velázquez, Miró, Picasso, Murillo, Dalí o Juan de Juanes.

El Museo Ibercaja Camón Aznar de Zaragoza (MICAZ) reabre sus puertas como espacio de referencia cultural, mostrando la que es la pieza clave de su colección: todos los grabados de Francisco de Goya.

El remodelado edificio, cuyas obras de acondicionamiento han costado cinco millones de euros, cuenta con tres plantas en las que se reparten obras desde finales del siglo XV al XX. La primera exposición temporal de la pinacoteca tendrá lugar el próximo 30 de mayo, 'Del Ebro a Iberia', que contará con obras de Velázquez, Picasso, Dalí o Murillo.

El presidente de Ibercaja, Amado Franco, acompañado del director general de Ibercaja, José Luis Aguirre; de la directora del museo, María del Carmen Montañés; el experto y responsable museográfico encargado del montaje expositito, Antonio Meléndez; el responsable de Obra Social de Ibercaja, Fernando Galdámez; y el arquitecto Francisco Siles; presentó a los medios las nuevas instalaciones del MICAZ, con las que las obras de la colección Camón Aznar han adquirido "un renovado brillo", sobre todo en lo que respecta a los grabados de Goya.

Las obras de Goya pueden contemplarse en la segunda planta del edificio, en el que los cuadros y algunas esculturas se reparten en tres alturas. La entrada al edificio renacentista del siglo XVI, propiedad de los condes de Bobadilla, y al que se suma un segundo espacio que data del siglo XX, saluda al visitante con la luz natural que accede a través del techo.

En el salón dorado, precedido por un luminoso claustro con esculturas de García Condoy, están las obras que Ibercaja ha trasladado de su colección de 14 'goyas' ('Autorretrato', 'Dos de mayo en Madrid' o 'Carga de los mamelucos en la Puerta del Sol'), que habitualmente se muestra en el Patio de la Infanta y otras piezas procedentes de sus fondos artísticos. También se encuentran en esta sala algunas de las obras de la colección personal de Camón Aznar, con retratos familiares. En total, 60 obras que se convierten en nexo de encuentro de los dos aragoneses.

"NO DA PARA LA ALEGRA".

Pero la sala cumbre del museo es la dedicada a los grabados: Los Caprichos (80 obras), Los Desastres (82), La Tauromaquia (40), Los Disparates (22) y las litografías de Los Toros de Burdeos (4). "Esta sala no da para la alegría y los grabados deben ser contemplados sólo con la luz de las vitrinas", explicó Meléndez durante el recorrido por el museo. La ambientación de la sala ayuda al visitante a trasladarse al momento histórico.

Antes, la primera planta recoge piezas de los siglos XV y XVI, con la influencia flamenca e italiana, con obras como 'La sagrada conversación', de autor desconocido; el 'San Jerónimo' de Metsys; 'El salvador', de Pedro Berruguete; 'Cristo con la cruz a cuestas', de Luis Morales; el 'Cristo expirante', de Francisco de Zurbarán; o 'el 'Retrato de Felipe IV', de Diego de Velázquez. Las paredes de esta estancia están decoradas en rojos y morados.

En la tercera planta del edificio, situado muy próximo a la Basílica de El Pilar y a La Lonja, están "las consecuencias" de Goya, con obras de artistas de los siglos XIX y XX. El piso se abre con obras de Eugenio Lucas para dar paso a otros como Antonio Pérez Rubio, Angel Lizcano, Eduardo Rosales o Mariano Fortuny. También hay espacio para Auguste Renoir o Camilla Pizarro, para pasar a cuadros de Joaquín Sorolla o Francisco Padilla.

Ya el siglo XX incluye obras de la Escuela de Vallecas o los autores aragoneses, para incluir, además, un dibujo de Salvador Dalí o los lienzos de Godofredo Ortega y de Cristino de Vera, que cierran el recorrido por el museo

Amado Franco recordó que la inauguración del edificio, sito en la calle Espoz y Mina 23 y que ha estado cerrado un año, no es un "acto aislado" de los previstos por Ibercaja dentro de las actividades de la Expo de Zaragoza, que comienza el próximo 14 de junio. "El edificio sorprende y es maravilloso", afirmó, a lo que la directora del museo agregó que contiene una obra pictórica escultórica y pictórica "de prodigio".

"DEPURACIN".

Meléndez, artífice también de 'Las edades del hombre', señaló que a la hora de organizar la colección se ha querido "hacer una depuración", por lo que el equipo de expertos ha realizado "una científica selección" de obras. El experto en arte anotó, además, que ha intentado hacer una cuidada tarea en la "parte didáctica" para dar a comprender al visitante "lo que está viendo". "Que la gente sienta, se emocione, se le ponga un nudo en la garganta y viva una experiencia artística", apuntó.

El MICAZ, que se inaugura a las 19.00 horas de hoy con la presencia del presidente de la comunidad, Marcelino Iglesias, y del nieto de Camón Aznar, ha sufrido una reforma "discreta" a la par que "agresiva" para dar lugar a un edificio contemporáneo, como detalló el arquitecto. Excepto el patio renacentista, el resto ha sufrido una reforma "integral"

Las salas del MICAZ en breve acogerán exposiciones temporales, como es el caso de la que se inaugurará el próximo día 30 de mayo, 'Del Ebro a Iberia', un repaso a las vanguardias del arte, con 50 obras "de calidad excepcional", dijo Meléndez, de artistas como Tápies, Miró, Picasso, Goya, Murillo, Dalí o Juan de Juanes.

Ibercaja tiene previsto, además, con motivo de Expo Zaragoza mostrar en la Lonja 'Encrucijadas de culturas', en la que se han necesitado 1.000 millones de dólares en el seguro de piezas, y 'Del futuro al pasado', en su sede central.

Etiquetas