Despliega el menú
Ocio y Cultura

ANIVERSARIO

Cien años del nacimiento de Oskar Schindler

"Estaré eternamente agradecida a Oskar Schindler por lo que hizo. Nunca lo olvidaré. Que descanse en paz", afirma Mimi Reinhardt. La ex secretaria del fabricante alemán fue quien escribió en 1944 con dos dedos la ya famosa "Lista de Schindler", que protegió a trabajadores judíos de una muerte segura en un campo de concentración.

Entre ellos escribió también su propio nombre, y al lado "mecanógrafa". Schindler salvó a unos 1.200 judíos y este lunes 28 de abril habría cumplido 100 años.

Testigos de aquella época calificaban a Schindler, nacido en la ciudad hoy checa de Svitavy (Zwittau), como un hombre con dos caras. Tras el inicio de la guerra en 1939 compró cerca de Cracovia, en Polonia, una fábrica que había sido de propietarios judíos. Como arribista que sacaba partido de la guerra y miembro del partido nazi, consiguió amasar una fortuna. Sin embargo, Schindler puso más tarde en juego su dinero y su vida para salvar de los campos a sus empleados judíos.

Cuando el ejército soviético se acercaba cada vez más en 1944, Schindler echó mano de trucos, engaños, falsificaciones y sobornos para poder trasladar su fábrica y a sus 1.100 trabajadores esclavos judíos de Cracovia a Brunnlitz, en la actual República Checa. Allí "sus judíos" sobrevivieron a la guerra. "Vi a un hombre que puso constantemente en riesgo su vida para hacer lo que hizo. Era un ser humano. Tuvo que tener un corazón de oro", afirmó su secretaria Reinhardt al diario Haaretz a su llegada a Israel.

En la lápida de Schindler en el cementerio católico de Jerusalén se lee: "El inolvidable salvador de 1.200 judíos perseguidos". No muy lejos de allí, en el museo en memoria del Holocausto de Yad Vashem, se plantó un árbol en memoria de Schindler, quien fue uno de los tres primeros alemanes en recibir en 1963 el título honorario de "justo entre los pueblos".

Este título ha sido concedido hasta ahora a 22.000 personas en 44 países, por haber salvado a judíos durante en Holocausto poniendo en riesgo su propia vida.

No hay nada especial previsto para el cumpleaños Schindler, afirma la portavoz de Yad Vashem, Estee Yaari, porque se lo recuerda cada día. "Casi todos los grupos ven el árbol de Schindler y escuchan su historia", añade. Además, el museo tiene una sección dedicada a él, donde se ven algunos objetos personales y también la famosa "Lista de Schindler".

?Fue Schindler un héroe? Su esposa Emilie (1907-2001) no consideraba así a su marido, fallecido en 1974. Ella soportó relaciones extramatrimoniales, hijos fuera del matrimonio, alcohol, deudas. "Pagué todos sus deslices", afirmó en 1999 en Buenos Aires. En 1949 emigró con su esposo a Argentina, pero en 1957 Schindler volvió solo a Alemania.

Emilie también declaró en muchas entrevistas que ella salvó a más judíos que su esposo, y lamentó que su papel esté tan poco reflejado en la película "La lista de Schindler" (1993), de Steven Spielberg, ganadora de siete Oscars y que hizo famoso a Schindler en el mundo.

"Pese a todos sus errores humanos, es justo que se lo homenajee", afirma el historiador estadounidense y biógrafo de Schindler David M. Crowe. Al fin y al cabo, la salvación de tantos judíos es "un hecho único".

Etiquetas