Despliega el menú
Ocio y Cultura

MUSEOS

Borja-Villel concluye las "labores de fontanería" en el Reina Sofía

Ganará 4.500 metros cuadrados de exposición, se reordenará el 'espacio Guernica' y tendrá nuevos accesos. Con siete nombramientos, nuevos planes museístico y expositivo, alcanzará su "velocidad de crucero" en 2010.

"Doy por terminadas las labores de fontanería". Superados los cien días desde la llegada de Manuel Borja-Villel a al Museo Reina Sofía, su director da por sentadas la bases de su un futuro inmediato que llegará "marcado por la transparencia". El "fontanero" Villel ha ajustado todas las válvulas y ha saneado las cañerías de la institución que heredó de Ana Martínez de Aguilar y a la que llegó en diciembre pasado como ganador de un concurso internacional diseñado a la medida de su perfil. Con siete nombramientos en un renovado organigrama, un plan museístico cerrado y un programa de exposiciones heredado en parte de su antecesora y ajustado por él, Borja-Villel mira al futuro confiado. "Espero que en dos años el museo funcione como a mi me gustaría", vaticina.

Habrá cambios sustanciales en la ordenación de la colección permanente -entre ellos la sala que acoge el 'Guernica' de Picasso-, habrá también obras de adecuación que permitirán ganar 4.500 metros cuadrados de exposición y habilitar nuevos accesos, nuevos departamentos, rediseño de espacios técnicos y de oficinas y una nueva filosofía de gestión.

 

"Existe el proyecto de convertir al museo en una Agencia Estatal. No podemos permitir que la gestión de este museo sea más pesada y lenta que la del Prado" apuntó su máximo responsable.

Con estas reordenación de coordenadas conceptuales y espaciales sobre el tapete, Borja-Villel espera "que el museo alcance su velocidad de crucero en 2010". Se hará todo "sin cerrar el museo y con cargo a presupuestos" precisó, contabilizando una partida extraordinaria de ocho millones de euros anuales a lo largo del próximo cuatrienio. El presupuesto del 'Reina' para 2008 se aproxima a los 60 millones de euros

Borja-Villel adelantó tres de los siete nombramientos que ha cerrado o cerrará en breve. Se incorpora como subdirectora artística Lynne Cooke, prestigiosa historiadora que se responsabilizará de Conservación, Investigación y Difusión. Conservadora y comisaria de enorme prestigio, llevaba casi dos décadas al frente la Dia Art Foundation de Nueva York. Cuenta con un apabullante currículo, ha estado al frente de bienales como las de Venecia y Sydney, y "ha rebajado notablemente el sueldo que percibía en Nueva York para aceptar este puesto" destacó Borja-Villel.

Berta Sureda, historiadora del arte y 'alma' hasta ahora del muy vital Centro de Cultura Conteporània de Barcelona, se incorpora al 'Reina' como nueva responsable del área de Actividades Públicas. Es un departamento de nueva creación del que dependerán la Biblioteca, el Centro de Documentación, Programas Culturales y Comunicación.

Villel ha nombrado además como jefe de su gabinete al mallorquín Nicola Whalfarth y a Jesús Carrillo como responsable de los programas educativos. Con anterioridad se había hecho cargo de la gerencia Gemma Sendra, que ya fuera la mano derecha de Borja Villel en el Macba.

Dinamismo

Borja-Villel va a reordenar la colección permanente "con un criterio dinámico". Una reordenación que "se revisará" cada dos o tres años y a distintos ritmos, "rápido para los artistas más contemporáneos, medio para los creadores de los años sesenta y setena y más lento para la vanguardias históricas".

Y entre las vanguardias históricas destaca Pablo Ruiz Picasso y su emblema, el 'Guenica', que seguirá en la tercera planta pero que verá rediseñado su espacio y su entorno. Quiere Borja-Villel recuperar en parte la frontalidad del cuadro -"es un mural", recordó- y para ello se alterará la circulación de los visitantes par evitar el actual y "equivocado" acercamiento lateral.

En torno al cuadro mayor de Picasso se dará carta de naturaleza a contemporáneos del genio malagueño como Josep Renau, Julio González y Luis Buñuel. Se reconstruirá el pabellón de la República para la Expo Internacional de París de 1937 que fue el embrión del lienzo, y se recuperará la fuente que para esa pabellón diseñara Alexander Calder.

 

La adaptación de este espacio se hará en sólo tres días una vez que se clausure, el próximo cinco de mayo, la actual muestra sobre Picasso. Borja-Villel insistió en que esta intervención es "de contenidos", aunque no descarta, a medio plazo, estudiar nuevos

emplazamientos para el Guernica. "Todavía no me atrevo a tocarlo" ironizó.

Serra en la planta cero

 

La totalidad de la liberada planta baja se incorporará a la superficie expositiva del museo, que ganará un total de 4.500 metros cuadrados. En una de las recuperadas alas de esta planta se instalará la réplica de la escultura de Richard Serra 'Equal Parallel/Guernica-Bengasi', 'regalo' del escultor estadounidense y clon de la pieza original de 38 toneladas que a día de hoy sigue "desaparecida".

En esta planta y en coordinación con los trabajos del eje Prado-Recoletos, se renovarán los accesos tanto de la Plaza de Sánchez Bustillo como de la ampliación de Jean Nouvel. Se abrirá un tercer acceso en la Glorieta de Carlos V, frente por frente de la estación de Atocha. Se liberan también los almacenes del centenario edificio de Sabatini y todo los fondos se trasladan al ala Nouvel.

En cuanto a las exposiciones, recordó el director del 'Reina' que heredó una programación cerrada hasta 2009 en el que el ha introducido algunas 'cuñas', muestras dedicadas a Nancy Spero, Zoe Leonard y Deimantas Narkevicius. "2009 será de un año de transición, con la inclusión de las muestras de Julio González o Juan Muñoz, y en 2010 tendremos ya una nueva programación completa en la que primarán unas exposiciones de tesis que considero fundamentales".

Borja-Villel destacó además el notable aumento considerable del número de muestras que pasarán de las 19 programadas para este año a las 28 en el 2009.

Anticipó que trabaja también en un nueva tabla de horarios que amplíe las horas de acceso para atender el creciente número de visitantes y nuevas formulaciones para las entradas. El volumen de visitas se ha incrementado un 30% en lo que va de año.

Se renovará la web, que se quiere convertir en un museo virtual pleno, y la biblioteca, de la que se quiere hacer "la ineludible referencia del arte del siglo XX para España e Iberoamérica".

Etiquetas