Despliega el menú
Ocio y Cultura

DANZA

La Feria de Teatro y Danza de Huesca quiere ser la más innovadora del país

Ampliar su vocación internacional y el equipo directivo son algunas de las novedades de este certamen otoñal

"Renovarse para mantenerse vivo". Este es el espíritu que quiere impregnar a la Feria Internacional de Teatro y Danza de Huesca el director general de Cultura, Ramón Miranda. Reforzar el equipo directivo, potenciar las jornadas para profesionales e incluir dinámicas nuevas, como las presentaciones en formato corto, son algunas de las novedades que se introducirán en la XXII edición de la muestra que se celebrará entre el 29 de septiembre y el 3 de octubre próximos. El objetivo de los promotores es claro: convertir la feria en la más innovadora y contemporánea del panorama nacional, un certamen que seguirá dirigiendo el oscense Jesús Arbués.

Estos datos fueron algunos de los que dio a conocer ayer el director general de Cultura del Gobierno aragonés, quien compareció en rueda de prensa ante los medios de comunicación junto a los representantes de las otras dos instituciones organizadoras de la muestra -Ayuntamiento oscense y Diputación Provincial-, algunos patrocinadores y también miembros del nuevo comité organizador. Los objetivos de esta renovación pasan por aumentar la "cuota de mercado potencial". Si ahora participan unas 172 entidades de las 1.800 entidades programadoras, un 9 por ciento del total, la meta es aumentar la cuota hasta el 15 por ciento, explicó.

Una muestra "consolidada"

La Feria de Teatro y Danza de Huesca cumple este año 22 años. "Es una feria consolidada", insistió Miranda, pero matizó que han decidido darle este "nuevo empujón" para convertirla "en la más innovadora y contemporánea, un referente en el panorama internacional", donde existen más de una veintena de citas similares. Asimismo, espera que siga siendo un trampolín para las compañías aragonesas que en ella presentan sus propuestas.

Para ello, harán hincapié en las jornadas profesionales que se desarrollarán durante tres días, según explicó. Y la "vocación internacional" de la muestra, que hasta ahora iba dirigida principalmente a los países de habla hispana, pretende ampliarse a otros más próximos como son Francia y Portugal, aunque sin renunciar a Iberoamérica.

Otro de los aspectos destacados del nuevo camino que pretende emprender la Feria Internacional de Teatro y Danza es fortalecer la danza, que sigue siendo una de las "señas de identidad" más significativas de la muestra y una de las modalidades de expresión artísticas que más innovaciones presenta.

Los nuevos escenarios que se están poniendo en marcha en la ciudad de Huesca también fueron nombrados: el Teatro Olimpia, que recientemente abrió sus puertas, y el Palacio de Congresos de Huesca, que comenzará a funcionar previsiblemente en junio. "Estas infraestructuras permitirán también dinámicas nuevas", subrayó Miranda. Según explicó, se baraja la posibilidad de realizar presentaciones en formato corto de espectáculos que todavía están en creación, para que los programadores puedan visionarlos. Y es que ya dejaron claro que las novedades pasan también por incrementar el número de representaciones exclusivas para programadores del país e internacionales, y reducir el programa abierto al público en general potenciando su calidad.

Respecto al apartado de premios, explicaron que seguirán entregándose los galardones a la mejor programación de teatro y danza en España, a la programación nacional más innovadora, a la acción más efectiva en la creación de público, al mejor espectáculo en teatro y en danza en gira en 2007-2008 en España y al espectáculo más innovador en gira.

Para llevar a cabo todo este proceso de renovación del festival, su director, Jesús Arbués, cuenta con un comité de gestión que incorpora a técnicos en diversas especialidades. Se trata de Anabel Salcedo, gerente; Tomi González, coordinador de contenidos y relaciones internacionales; Mª Pilar Royo, responsable de participación aragonesa, y Mª José Marteles, relaciones externas.

Etiquetas