Despliega el menú
Ocio y Cultura

LENGUAJE

La Princesa de Asturias considera que "todos somos responsables del idioma, nuestro patrimonio cultural"

La Princesa de Asturias, Letizia Ortiz, consideró que "todos somos responsable del idioma, porque nos comunicamos con él y porque es nuestro patrimonio cultural, el de la comunidad hispanohablante". La Princesa realizó estas declaraciones durante la inauguración del seminario 'El español de los jóvenes', que acoge el monasterio de Yuso de San Millán de la Cogolla (La Rioja).

Letizia Ortiz recordó que el Monasterio de Yuso es un "lugar significativo" en la historia de la lengua española, puesto que allí "hace mil años un monje hizo unas anotaciones en los márgenes del Códice 60, y esas anotaciones constituyen el primer documento escrito de nuestra lengua".

También se refirió al contenido del seminario inaugurado. "Aquí vais a reflexionar sobre cómo es el lenguaje más joven, cómo son sus códigos de comunicación, la forma de hablar en las series de televisión dirigidas a ellos, la forma de expresarse en los mensajes de móviles, en los chats o cibertertulias, en fin, todos hemos observado ese fenómeno y todos hemos tenido, por ejemplo, que pararnos más de dos veces a leer algún mensaje que nos envían y que está lleno de abreviaturas", dijo.

Letizia Ortiz fue la encargada de inaugurar el seminario, en un acto en el que estuvo acompañada del presidente de La Rioja, Pedro Sanz; el director de la Real Academia Española y presidente de la Fundéu-BBVA, Víctor García de la Concha; el presidente del BBVA, Francisco González; el director de la Academia Mexicana de la Lengua Española y presidente de la Fundéu México, José Moreno de Alba; el presidente de la agencia EFE, Álex Grijelmo, y el prior del Monasterio de Yuso, Juan Ángel Nieto.

Todos ellos coincidieron en sus discursos en la importancia de prestar atención al lenguaje utilizado por los jóvenes, y distinguieron consecuencias tanto negativas como positivas de las modificaciones que este colectivo introduce en el idioma.

Así, por ejemplo, García de la Concha destacó que "la norma lingüística no la hacen las academias, sino los hablantes; las academias tenemos una mera función notarial o registral". En esta línea, comparó la lengua con un árbol, símil que atribuyó a Horacio: "el árbol siempre es el mismo", dijo, "pero sus ramas y sus hojas mudan" en función del paso del tiempo y la época del año.

Respecto al lenguaje de los jóvenes, De la Concha aseguró que "debajo de la superficie" (una superficie que comparó con unos "pantalones vaqueros rotos de firma") de la manera de hablar de este colectivo existe "una pobreza de expresión preocupante". Quienes adolecen de estas carencias son, para el director de la Real Academia Española, "inválidos del alma", expresión que atribuyó a Pedro Salinas.

Por su parte, el presidente de EFE alabó la celebración del seminario arguyendo que "en cuestiones de idioma, más importante que tener razón es el debate". Grijelmo citó también a Luis Rosales, señalando que "la palabra que decimos viene de lejos, y no tiene definición, tiene argumento: cuando dices 'nunca', cuando dices 'bueno', estás contando tu historia, sin saberlo".

El director de la Academia Mexicana de la Lengua, por su lado, afirmó que "el lenguaje de los jóvenes debe interesarnos a todos", y que "debemos conocerlo por lo que tiene de creativo y para concienciar a los jóvenes de que deben utilizarlo correctamente, enseñarles a leer comprendiendo y a expresarle con claridad".

Francisco González resumió su postura declarando que "el español es de los jóvenes", puesto que "de ellos depende que avance o retroceda". La clave, para el presidente del BBVA, es "conseguir la flexibilidad manteniendo la unidad esencial del idioma".

Para alcanzar esta dualidad, González consideró que debe trabajarse en tres frentes principales: "la calidad de la educación en español, el prestigio de la lengua y su presencia en los medios de comunicación y en la sociedad del conocimiento".

Por último, el presidente riojano, Pedro Sanz, apuntó que "el lenguaje de los jóvenes, su forma de expresarse, ya no es sólo suya; otros grupos la están copiando, la estamos copiando. Ha pasado al propio español y es importante analizar este fenómeno".

También agradeció la elección del monasterio de Yuso para la celebración del seminario, puesto que "hará posible, una vez más, que La Rioja sea punto de referencia de los estudios sobre nuestra lengua".

Etiquetas