Despliega el menú
Ocio y Cultura

TERUEL

El 90% de los fondos del futuro Museo Etnográfico de Teruel no se ha expuesto antes

El ministro de Cultura firmó ayer un acuerdo con la DGA para desarrollar el centro nacional en el Hogar Comandante Aguado

La antigua Casa de la Misericordia o también Hogar Comandante Aguado, como se la conoce popularmente en Teruel, será definitivamente la sede del Museo Nacional de Etnografía, según lo confirmó ayer el ministro de Cultura, César Antonio Molina. La Diputación turolense -titular de este enorme edificio de más de 12.000 metros cuadrados de superficie-, cederá gratuitamente el inmueble para albergar las más de 200.000 piezas que se encuentran actualmente depositadas en el Museo del Traje, Centro de Investigación del Patrimonio Etnológico de Madrid.

Molina subrayó el hecho de que el 90% de los fondos que se trasladarán a Teruel no se han expuesto nunca. "Se trata -precisó- de una colección heredera del Museo del Pueblo Español, diseñada en la segunda República, que, por diversos avatares, sufrió diversos desalojos durante el franquismo".

El ministro viajó a la capital turolense para firmar un convenio con el Gobierno de Aragón que supone el primer paso para la creación de este museo. La rúbrica permitirá, según explicó Marcelino Iglesias -que también estuvo presente en el acto-, "la constitución inmediata de una comisión mixta con el objeto de ponerlo en marcha".

El Ministerio de Cultura será el encargado de elaborar el plan museológico, así como de redactar y ejecutar el proyecto arquitectónico para adaptar el edificio a las nuevas necesidades museísticas. Igualmente dependerá del Ministerio la dotación de recursos humanos y económicos para su mantenimiento.

Todo ello llevará un tiempo, por el momento indeterminado, aunque el ministro aseguró que el centro "se inaugurará en la próxima legislatura". Informó, sin embargo, de que contará con una gran biblioteca, un archivo con más de 7.000 grabaciones de folclore español, un centro de estudios y un gran departamento de publicaciones. Dijo que está previsto que el Museo organice exposiciones temporales e intercambios con instituciones extranjeras.

En relación a su contenido, César Antonio Molina explicó que el Museo reunirá fondos "de gran valor histórico y de enorme interés, tanto para los ciudadanos, como para los estudiosos". Como resumen, dijo que mostrará "la historia de España de los últimos cuatro siglos a través de objetos cotidianos".

Una buena parte de los fondos proceden de donaciones; otros, son viejas colecciones y acopios de Julio Caro Baroja o de Luis de Hoyos Sainz -dos de los grandes impulsores del antiguo Museo del Pueblo Español-. Pero sobre todo se trata, según señaló el ministro, de colecciones vivas que se han ido nutriendo de adquisiciones, una estrategia que se seguirá promoviendo.

El centro de incorporará a la red de museos de España.

El grueso de las piezas que se expondrán en Teruel permanecen en los almacenes del Museo del Traje. Son materiales que se agrupan en diversas secciones: indumentaria histórica, cuyos objetos más interesantes están integrados por una serie de prendas masculinas y femeninas del siglo XVIII. Dentro de esta colección figura una muestra de joyería vinculada en su mayor parte a los aspectos tradicionales de la cultura española.

A las actividades económicas se refieren los objetos relacionados con la agricultura o los oficios artesanos; el equipamiento doméstico; las actividades lúdicas, en cuyo grupo hay una importante colección de juguetes -los más antiguos de hojalata-; o la religiosidad y las creencias, en cuyo conjunto hay que destacar el Archivo Mariano, son algunas de las piezas que forman parte de los fondos depositados en el actual Museo del Traje y Centro de Investigación del Patrimonio Etnológico y que está previsto que se trasladen a Teruel.

Etiquetas