Despliega el menú
Ocio y Cultura

LETRAS

Tomeo presenta una novela porno-delirante con dos muñecos de silicona enamorados

El escritor aragonés describe la obra como una narración sobre la soledad humana, en un momento "en el que nos aburrimos, quizá porque antes nos hemos divertido mucho".

El escritor aragonés y colaborador de HERALDO Javier Tomeo ha presentado este jueves su última novela "Los amantes de silicona" (Anagrama), un relato porno-delirante protagonizado por una pareja que convive bajo el mismo techo, aunque sin quererse, y que un día sorprende a sus respectivos muñecos sexuales haciendo el amor.

Se trata, asimismo, de una narración sobre la soledad humana, en un momento "en el que nos aburrimos, quizá porque antes nos hemos divertido mucho", según el autor.

El escritor, que antes de poner el punto y final corrige y corrige sus manuscritos, ha señalado que con esta "novelita" ha procurado "ofrecer al lector una visión divertida, pero ácida del momento que estamos viviendo en España, un país que ha pasado de una represión tremenda a tomarse unas licencias extraordinarias".

A su juicio, el sexo, como también ha ocurrido en otras sociedades, "se ha convertido en un espectáculo trágico-cómico, tanto por el auge de los medios de comunicación como por los avances tecnológicos".

Aunque en una lectura epidérmica el lector pueda reirse de las peripecias por las que pasan los personajes de la obra, Javier Tomeo reconoce que, profundizando, "descubrirá un problema de soledad y de huida a través del sexo, en búsqueda del nirvana".

Por otra parte, quiere que el relato sea leído como una exposición de la realidad en una "sociedad erotizada, que llega a términos curiosos".

En "Los amantes de silicona" Basilio y Lupercia son una pareja con años de convivencia y sin ningún resquicio de amor, que duermen en habitaciones distintas, y que deciden adquirir, ella un muñeco, de nombre Big John, y él una muñeca, llamada Marilyn, para satisfacer sus respectivas necesidades sexuales.

La historia, sin embargo, se complica el día que Marilyn y Big John se enamoran y son sorprendidos por sus amos haciendo el amor sobre el sofá, frente al televisor.

Tomeo señala que para poder escribir esta obra ha pasado horas ante el ordenador, consultando en Google las características de los muñecos de silicona más sofisticados, advirtiendo a los periodistas que, seguramente, llegarán a ser "increíbles".

Respecto de sus futuros proyectos, ha indicado que está con una nueva versión de "Fedra", convertida en una mujer de este tiempo, especialmente pensada para una joven actriz amiga "no muy conocida".

Etiquetas