Despliega el menú
Ocio y Cultura

Sueltos y conjuntados

Los guatemaltecos han mostrado hoy su devoción por la banda un día más.

Bunbury y Cardiel durante el ensayo general del concierto de Héroes del Silencio en Guatemala
Ensayo general de Héroes del Silencio en Guatemala
Pablo Ferrer

¿Un aperitivo? A falta de pistachos y vinagrillos, aquí tenéis alguna imagen del ensayo general de Héroes en el estadio del Ejército de Guatemala, realizado en la medianoche del jueves al viernes hora local (ocho horas menos que en España).

La banda ha sonado como un cañón: estoy sorprendido, parece que no haya pasado el tiempo. La segunda guitarra con Gonzalo llena muchísimo, Pedro y Joaquín están impecables en la sección rítmica -éste último sigue haciendo los coros con gran efectividad, acompañado ahora en la tarea por Gonzalo-, Juan dibuja en el mástil como hace veinte años y Enrique es un torbellino, con la voz nítida y una emoción que se le desborda por los poros. Ha sido emocionante verlos de nuevo allá arriba: lucen grandes, aunque el montaje esté aún por concluir. El concierto es largo, variado y, para aquellos chapines que se quejaban porque la otra vez no sonó "Héroe de leyenda", que sepan que se ha oído hace un ratito en el ensayo.

Héroes del Silencio durante el ensayo general previo al concierto de 2007 en Guatemala

Luego, en los conciertos, siempre hay alguna variación en el listado de temas, pero con un poco de suerte los asistentes oiremos el famoso punteo de Juan en el tema genuinamente "legendario" de la banda, más o menos a mitad de concierto. Como decía Mayra Gómez Kemp en el "Un, dos, tres", hasta aquí puedo leer. El día del recital pondremos el orden previsto de las canciones: no se debe contar el final de la película a destiempo.

Por cierto, los guatemaltecos han mostrado hoy su devoción por la banda un día más, y de manera aún más notoria. El ensayo ha concluido pasada la medianoche, y una centena de fans esperaba en la puerta del estadio: habían estado dos horas escuchando y aplaudiendo la práctica de sus ídolos. Tanta bulla hicieron que Enrique, en mitad del fregado, se volvió hacia la parte de atrás del recinto (donde andaban los fans subidos a una valla) y les dedicó un sonoro "gracias".

Hacía frío esta noche, señores, pero devoción es devoción. Y trabajo es trabajo, aunque en este caso hay que reconocer que se trata de una encomienda placentera. El compañero corresponsal de 'El Mundo' en México, Jacobo García, se asombró en el ensayo con el desempeño del grupo. Después de quince días de cobertura electora y reportajes de índole social, la cobertura del concierto supone también para él un aliciente extra.

El equipo técnico funcionó como un reloj. Han conseguido que el pequeño retraso derivado de la retención aduanera de algunos equipos no se haya notado a la hora de la verdad. Ayer trabajaron en triple turno y se nota. Son los encargados de que todo esté perfecto antes de la primera nota, y de ir marcando los tiempos técnicos a lo largo de todo el concierto. También andan listos para dar el do de pecho mañana.

- Ir al especial 'Héroes del Silencio: gira 2007'.

Etiquetas
Comentarios