Despliega el menú
Noticias positivas

zaragoza

Bicis gratis contra el virus para quienes tengan que acudir a trabajar

La Ciclería ha puesto en marcha una campaña de alquiler gratuito de bicicletas para los trabajadores que quieran evitar viajar en transporte público.

La Ciclería ofrece bicicletas gratis a quienes quieran usarlas para ir a trabajar.
La Ciclería ofrece bicicletas gratis a quienes quieran usarlas para ir a trabajar.
Heraldo

El pasado lunes 13 de abril, alrededor de 45.000 empleados del sector de la industria y la construcción volvieron a sus puestos de trabajo en Aragón. Desde ese día se reparten miles de mascarillas para minimizar el riesgo de contagio, especialmente entre quienes viajan en el transporte público y también han comenzado a surgir otras iniciativas con las que minimizar los contactos de proximidad. Un ejemplo de ello es la campaña #Biciscontraelvirus a la que se ha sumado La Ciclería, que presta de forma gratuita sus bicicletas a quienes tengan que ir a trabajar estos días.

El proyecto nació originalmente en Valencia, aunque la empresa zaragozana enseguida se interesó por él y se puso en contacto su impulsora, Silvia López. “Es algo que hemos lanzado estos días pero a lo que llevamos dando vueltas desde el principio del confinamiento”, señala Arturo Sancho, de La Ciclería. La compañía, que lleva cerrada por decreto desde el pasado 14 de marzo y ha tenido que realizar un ERTE, decidió sumarse a la campaña para aportar su pequeño granito de arena a la lucha contra el coronavirus. Y de esta forma, Zaragoza se ha convertido en la segunda ciudad del país que se adhiere a #Biciscontraelvirus.

Los interesados en alquilar gratuitamente una de las bicis de La Ciclería tan solo tienen que contactar con la empresa a través de su dirección de correo electrónico (lacicleria@lacicleria.com) y acordar un punto de recogida. Es necesario aportar un documento de identidad y otro que acredite que la persona que va a alquilar la bicicleta realiza desplazamiento por motivos laborales durante el estado de alarma. De esta manera se busca evitar la picaresca y que la bicicleta sea usada como un excusa para saltarse el confinamiento. Por último, también se debe depositar una fianza de 50 euros que se devolverá al finalizar el préstamo, es decir, cuando se levante el estado de alarma. “Solo pedimos responsabilidad y compromiso. Que la gente trate las bicis como si fueran suyas. Al final les estamos prestando nuestro instrumento de trabajo”, señala Sancho.

En total son una treintena de vehículos los que se han puesto en alquiler. De las cerca de 200 bicicletas con las que cuenta La Ciclería han optado por prestar su flota más urbana: Orbea Katu de siete velocidades con luces, candado y cesta opcional. “Creemos que desde el punto de vista cultural, la sociedad española todavía piensa en la bicicleta como elemento recreativo y no tanto como un vehículo de ciudad”, lamentan desde la empresa. De hecho, consideran que durante los primeros días de confinamiento se llegó a ‘criminalizar’ su uso. Unas críticas que también han llevado a la coordinadora en defensa de bicicleta ConBici a recordar la legalidad de este medio de transporte.

Además, y para garantizar la máxima higiene de los vehículos, estos se desinfectan con el cliente de testigo. “En el momento de la entrega, elementos que suelen tocarse como los puños o el sillín son desinfectados delante del cliente”, explica Sancho.

“Es contradictorio que el transporte colectivo funcione y la bici, no”

Los impulsores de esta campaña ven en ella dos ventajas fundamentales: la primera la reducción del contacto entre personas que sí puede darse en otros transportes como el autobús y el tranvía, aunque en ellos también se han extremado las medidas de seguridad. La segunda, el beneficio físico y mental que puede tener el uso de la bicicleta -aunque solo sea de camino a casa- entre los trabajadores que ahora se encuentran en primera línea. “Pensamos mucho en los sanitarios y en la tensión que sufren estos días. La bici mejora cuerpo y mente y poder despejar la cabeza de esta manera tras la jornada laboral nos parece de vital importancia”, comenta Sancho.

Por otra parte, la suspensión temporal del servicio Bizi dejó a muchos trabajadores sin su medio de transporte habitual, y este alquiler gratuito viene a suplir esa carencia. “Nos parece contradictorio que el transporte colectivo esté funcionando y la bicicleta pública no”, añade. El consistorio por su parte asegura que fue la propia empresa concesionaria, Clear Channel, la que admitió que era imposible garantizar la desinfección de las 1.300 bicicletas de manera sistemática y constante. Además, el Ayuntamiento recuerda que ha puesto en marcha distintas iniciativas para favorecer la movilidad de las personas que tengan que seguir moviéndose por la ciudad, como el tranvía gratuito para sanitarios o los taxis a 1 euro para personas mayores de 65 años, entre otras.

Por el momento, la campaña puesta en marcha hace dos días por La Ciclería está teniendo mucho éxito en redes sociales y varios ciudadanos ya han manifestado su interés en alquilar una de sus bicicletas. “En ello estamos. Ya tenemos algún alquiler cerrado”, concluye Sancho. 

Últimas noticias sobre el coronavirus

Etiquetas
Comentarios